2 de marzo de 2020

CORONAVIRUS: CONSECUENCIAS REALES CRISIS ECONÓMICA Y CAOS FINANCIERO


CORONAVIRUS: CONSECUENCIAS REALES

CRISIS ECONÓMICA Y CAOS FINANCIERO




Algunos puntos para ir considerando lo que sucede


·       No es tan grave como sars, h1n1, y otras pandemias.
·       El problema no es la enfermedad en sí, sino la histeria global instigada por los medios de comunicación-desinformación, esa amplificación de las consecuencias.
·       La consecuencia real es el golpe a la economía.
·       China aislada desde el principio, países limítrofes cierran fronteras, líneas aéreas cancelan vuelos, se derrumba la bolsa, luego, todas las bolsas caen en efecto dominó y se produce una gran crisis económica global.
·       Cuando la Guerra económica falló, llegó el virus.
·       Es un arma Guerra QBR (Química, Biológica, Radiológica).
·       No es natural, no brotó solo el virus, es de laboratorio, alguien lo hizo, y alguien lo propagó.
·       La economía china es el 20 % del PBI global, la segunda mundial y seguía creciendo. La deuda externa estadounidense está en manos chinas.
·       La burbuja financiera global estaba a punto de estallar, es la gota que derramó el vaso, cada tanto las burbujas de especulación mundial estallan como es lógico, natural, esperable.
·       Va a terminar provocando una crisis controlada-limitada, una contracción global que no llegaría a ser una gran depresión económica.
·       Y todos inocentes, la culpa es de un virus, se evitan las responsabilidades por la crisis como las hubo en anteriores
·       Curiosamente Foro Davos se preparó dos meses antes del brote, ¿Alguien sabía algo?, ¿Alguien iba a provocar esto?.


NOTICIAS PARA AMPLIAR LO MENCIONADO:


¿El coronavirus, un arma caída del cielo para EEUU en su lucha contra China?


El coronavirus acapara titulares, las mentiras se multiplican, el rechazo hacia los chinos aumenta y China denuncia a EEUU de provocar pánico mundial.
Desde el pasado 31 de enero, en todos los rincones del mundo se habla de un mismo tema: el coronavirus, un virulento virus que se desató en un mercado de animales en la ciudad de Wuhan, en el centro de China, que se ha expandido por distintos países de Europa, Asia y América, y que hasta el momento se ha cobrado la vida de centenares de personas.
El número de infectados por el coronavirus no es lo único que ha ido en aumento, también las mentiras y la ola xenofóbica contra los chinos o contra cualquier persona de rasgos asiáticos. Han sido tantos los episodios discriminatorios alrededor del mundo que ya se habla de la "chinofobia" y los propios ciudadanos chinos han desplegado una campaña en redes sociales titulada "Yo no soy virus".
Las mentiras se han impuesto y no han dejado espacio para la verdad. Un ejemplo de ello ha sido el video que se viralizó en las redes sociales donde se ve a una joven tomando sopa de murciélago.
Estas imágenes desataron una ola de acusaciones contra los chinos por, supuestamente, haber provocado esta epidemia y poner en riesgo la salud de la población mundial por tener malos y extraños hábitos sanitarios y alimenticios.
Lo que no se hizo viral fue el comunicado de la protagonista de ese video, la influencer Wang Mengyum, quien aclaró que ese video había sido grabado 3 años atrás en Palau, es decir, fuera de China, y en un restaurant. También precisó que la sopa de murciélago no la comió en un mercado a cielo abierto como el de Wuhan, sino en un restaurant. Y es que la ingesta de animales extraños es más una costumbre del turista que visita Asia que de sus propios pobladores.
Al terror de las redes sociales se sumó la decisión del Gobierno estadounidense de prohibir la entrada de cualquier ciudadano que haya pasado por China durante las últimas dos semanas.
China respondió de inmediato y denunció que Estados Unidos "está creando pánico entre la población mundial en lugar de ofrecer ayuda" y que esta decisión "contraviene las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, que insistió en no imponer restricciones de movimiento". Pero ¿qué interés tendría EEUU en provocar un pánico mundial? Por los momentos, nadie lo sabe. Lo que sí es cierto es que gracias a este virus el Gobierno de Donald Trump podría frenar al gigante asiático por la importante influencia que tiene en el tablero internacional, por su desarrollo tecnológico y el crecimiento de su capacidad militar.

La escalada de tensiones

  1. Guerra comercial: El primer gran golpe de la administración Trump contra la economía China fue en marzo de 2018, cuando se inició la aplicación de aranceles millonarios a productos chinos que ingresaran a su territorio. Trump justificó esta medida por las supuestas "prácticas comerciales desleales" de Pekín. El presidente Xi JinPing no tardó en responder y tomó medidas similares con productos estadounidenses provocando lo que algunos analistas calificaron como una "guerra comercial".
  2. Bloqueo a Huawei: En mayo de 2019, EEUU prohibió a empresas estadounidenses negociar y proporcionar tecnología a Huawei, la principal empresa de telecomunicaciones de China. Por esa razón los nuevos teléfonos Huawei no podrían utilizar aplicaciones como Gmail, Play Store, Google maps, entre otras. Y es que no era el primer golpe contra el gigante tecnológico chino. Apenas 5 meses antes, EEUU había ordenado a Canadá detener a la vicepresidenta de Huawei, que es hija del creador de esta empresa, por la supuesta violación de las sanciones estadounidenses contra Irán.
  3. Protestas en Hong Kong: El 15 de marzo de 2019, miles de manifestantes en Hong Kong salen a las calles para exigir un proyecto de ley de extradición a China. Aunque el proyecto de ley se retiró, la presión de calle subió cada vez más de nivel, hasta reclamar su independencia, su separación de China. El Gobierno de Xi Jinping acusó a EEUU y otras potencias extranjeras de fomentar las manifestaciones. El Gobierno estadounidense nunca escondió su postura. A finales de noviembre, el presidente Trump promulgó la "ley de Derechos Humanos y Democracia" en apoyo a los manifestantes que protestaban a favor de la democracia en Hong Kong, unos manifestantes que fueron presentados como pacíficos, pero que también fueron causantes de graves agresiones contra personas que no apoyaban su causa. La Cancillería china denunció que la ley de Trump en apoyo a los manifestantes es "extremadamente abominable y alberga intenciones absolutamente siniestras".
  4. 5G y el Siberia Power: mientras las relaciones con EEUU se tensaban cada vez más, China movía sus fichas. El 31 de octubre lanza el sistema 5G, superando a EEUU, y pocos días después inaugura un megagasoducto con Rusia que permitirá suministrar este combustible fósil al norte de China desde Siberia. Además, logrará que Rusia burle las sanciones que EEUU impuso a Europa y coloque su principal recurso de exportación en el gigante asiático.
  5. OTAN: La respuesta no se hizo esperar. Estados Unidos y los países miembros de la Alianza del Atántico Norte aprovecharon la reunión por los 70 años de la organización para poner a China en su mira y etiquetarla como un desafío al que debían abordar como Alianza.
Ni con guerra arancelaria, comercial ni tecnológica EEUU logró destruir al gigante asiático. Curiosamente fue un virus el que logró el mayor deseo de EEUU: aislar a China. Inevitable no recordar los años en los que EEUU inoculó enfermedades venéreas contra 696 guatemaltecos durante 1946 y 1948, o como cuando la CIA desplegó la Operación Mangosta contra Cuba para introducir diversos tipos de virus en sus zonas cañeras, sembradíos de tabaco y criaderos porcinos. Todo con el objetivo de afectar a la Revolución Cubana.
Las bolsas del mundo volvieron a caer por el coronavirus

Si bien no hubo acción en el mercado argentino, debido al feriado de Carnaval, los ADR tuvieron importantes retrocesos. Crece la aversión al riesgo. Volvieron a caer las bolsas por el coronavirus. plan, en Wall Street ven un mayor riesgo de default Las acciones de EE.UU. caen mientras la Fed anuncia recortes de operaciones repos Pocas cosas intranquilizan tanto a los mercados financieros como la incertidumbre, el no saber qué va a pasar. Por ello no sorprende que la confirmación de que el coronavirus de Wuhan se está expandiendo por Europa esté generando importantes pérdidas a escala global. Luego del lunes negro que vivieron ayer las plazas bursátiles de Europa y Estados Unidos, había esperanzas de que este jueves hubiera un rebote, pero esto no sucedió. El Ibex de España, país en el que se confirmaron nuevos casos de la enfermedad, mostró una caída de 2,45%, mientras que la Bolsa de Milán cerró hoy a la baja y su índice selectivo FTSE MIB retrocedió un 1,44%. Durante el día de ayer, el mercado italiano había caído un 5,43%. La mañana había arrancado mal en el continente asiático, donde el Nikkei de Tokio cayó un 3,34%. Allí se sumaron las pérdidas del lunes, día en que no hubo operaciones por ser feriado en Japón. En tanto, la Bolsa de Shanghai anotó una baja menor, del 0,6%. El mercado exportador de carne argentina "absolutamente alterado" por el coronavirus En tanto, Wall Street está operando en este momento con bajas considerables y ello repercute en las acciones argentinas que cotizan en la plaza norteamericana. La principal caída la muestra YPF (-6,2%), seguida por Banco Francés (-5,6%) y Despegar (5,1%). Mercado Libre también pierde terreno y baja un 4,8%. La única compañía que atraviesa un día positivo es Irsa, que crece un 3,5%. Por otra parte, el riesgo país avanzó un 0,7% para colocarse en 2088 unidades.

Derrumbe de la economía de China, que funciona al 20% de capacidad, a causa de la enfermedad X


Fuente: https://urgente24.com/medios/exclusivo-24/derrumbe-de-la-economia-de-china-que-funciona-al-20-de-capacidad-causa-de-la Según el grupo bancario chino ANZ, en base a datos oficiales, la economía china se encuentra operando al 20% de su capacidad, con alrededor del 50% de los trabajadores en sus puestos a partir de este fin de semana. El Índice de Gerentes de Compras de Manufacturas cayó a 35.7 en febrero, un mínimo histórico desde 2005 cuando comenzó a llevarse la estadística, anunció la Oficina Nacional de Estadísticas de China.
"Los datos del PMI de hoy sugieren que las cosas están realmente mal, y el gobierno está dispuesto a informar eso", escribió Larry Hu de Macquarie Capital en una nota de analista.
La llamaban "enfermedad X" y la Organización Mundial de la Salud la había agregado a una lista de las 8 enfermedades infecciosas más conocidas de la humanidad en 2018. No tenía un nombre porque no había sucedido. Uno de los objetivos de la lista era mostrar a los 194 países que financian al organismo de las Naciones Unidas la amenaza de las emergencias mundiales de salud pública, a saber, las epidemias. Ahora ya se le conoce el nombre: SARS-CoV-2, popularmente llamada "coronavirus"
Por ejemplo, el ébola está allí, Nº2: un virus que se cree que saltó de los murciélagos africanos a los animales que consumen los humanos, y que mata a aproximadamente el 50% de las personas que infecta, principalmente a través de la pérdida masiva de fluidos corporales. El virus del Ébola usa esos mismos fluidos (saliva, sangre, vómito) para infectar a los humanos que entran en contacto con ellos. Un nadador mortal.
El síndrome respiratorio agudo severo (Sars) es el Nº4. Los sars pueden causar neumonía y se llevaron la vida de más de 800 personas, la mayoría de ellas en China continental y Hong Kong, antes de desaparecer en gran medida en 2003, menos de un año después de su aparición.
Una vez más, se cree que los murciélagos son los anfitriones del virus, que posteriormente se introdujo en los animales que consumen los humanos, en este caso probablemente gatos de civeta vendidos en los mercados de China como carne. Sars no necesita nadar para infectar, puede flotar entre los huéspedes humanos en gotitas de la tos o estornudos, o puede ser recogido al tocar una superficie infectada.
La enfermedad X se encuentra al final de la lista, Nº8. La descripción: "representa el conocimiento de que una epidemia internacional grave podría ser causada por un patógeno que actualmente se desconoce como causante de enfermedades humanas".
Después de la crisis del ébola en África occidental, la OMS tuvo un replanteo de lo que hay que hacer para prepararse mejor para las epidemias y elaboró ​​la lista, dice Marion Koopmans, jefe del departamento de Viroscience en el Centro Médico de la Universidad Erasmus en Rotterdam.
La enfermedad X se encuentra en la lista porque es una llamada de atención mundial, dice Koopmans, miembro del grupo asesor de la OMS para investigación y desarrollo. Es una advertencia a comenzar a pensar en cómo lidiar mejor con estas amenazas, dice ella.
El siguiente paso en el proceso de identidad fue conseguir que el patógeno misterioso revelara sus secretos. Para eso, recurrieron a un secuenciador de ADN del tamaño de una máquina de fax de oficina, que escupe un revoltijo de código que se puede volver a armar como un rompecabezas para dar una identidad genética.De estos datos surgió que el asesino en Wuhan provenía de una familia desagradable, un nuevo miembro del clan coronavirus y un primo de Sars. Los científicos lo nombraron por primera vez 2019-nCoV en función de la fecha en que apareció y sus lazos familiares. Más tarde pasó a llamarse SARS-CoV-2.
En China ha golpeado muy fuerte en febrero, aún cuando comenzó en diciembre 2019 y se hizo intensa en enero 2020. Pero la actividad manufacturera en China se desplomó en febrero a causa del coronavirus, revelaron los últimos datos, mientras que en USA, la Reserva Federal ha señalado que las tasas de interés podrían reducirse en respuesta a los "riesgos en evolución" para la economía, a partir del brote virósico.
El Índice de Gerentes de Compras de Manufacturas, uno de los primeros indicadores económicos oficiales publicados desde el brote de coronavirus, cayó a 35.7 este mes, un mínimo histórico y un descenso del nivel de 50 en enero, anunció la Oficina Nacional de Estadísticas de China. Cualquier número por debajo de 50 indica una contracción en la actividad en comparación con el mes anterior, según los gerentes que respondieron la encuesta PMI.
El presidente de la Fed, Jay Powell, difundi un comunicado durante la negociación en Nueva York el viernes 28/02 por la tarde diciendo que el banco central "actuaría según corresponda" para apoyar el crecimiento. Esto ayudó al S&P 500 a reducir las pérdidas anteriores para cerrar 0,8% después de haber bajado hasta 3%.
La pérdida de la semana fue 11%. El bono del Tesoro a 10 años, que tocó un mínimo de 1.114% después de los comentarios de Powell, se estableció en 1,16% el viernes a medida que los inversores crecían cada vez más seguros de que el banco central reduciría las tasas al menos 2 veces este año.
Powell ha usado la frase "actuar según corresponda" en el pasado para indicar la voluntad de utilizar la política monetaria para apoyar el crecimiento.
El colapso de la actividad manufacturera de China, que superó su colapso durante la crisis financiera mundial de 2008, muestra la gravedad del problema que enfrenta el presidente Xi Jinping al reiniciar la segunda economía más grande del mundo. El fin de semana pasado, el Sr. Xi dijo a las autoridades locales que las áreas de bajo riesgo deberían "reanudar la producción plena y la vida normal".
Hu advirtió que el crecimiento del producto interno bruto en el primer trimestre sería peor que el pronóstico de consenso de alrededor del 4 por ciento interanual. Agregó que el gobierno podría incluso informar una contracción para el trimestre, que sería la primera vez desde la Revolución Cultural.
El nivel PMI de febrero fue el más bajo desde enero de 2005, cuando se publicó el índice por 1ra. vez. El mínimo anterior fue 38.8 en noviembre de 2008, durante la crisis financiera global.
Los funcionarios locales enfrentan 2 objetivos en conflicto:
** deben controlar el brote, que ha matado a 2.835 personas en China, y
** deben hacer que el país vuelva a trabajar después de las largas vacaciones del Año Nuevo Lunar, cuando la mayoría de los trabajadores migrantes de los que dependen las fábricas de China regresan a sus hogares rurales.
Si bien la NBS anunció que las empresas medianas y grandes tenían una "tasa de reanudación del trabajo" del 78,9%, el grupo bancario ANZ dijo que probablemente estaban operando muy por debajo en términos de utilización de la capacidad instalada.
Según los datos de migración, ANZ dijo que la economía china estaba operando al 20% de su capacidad, con alrededor del 50% de los trabajadores en sus puestos a partir de este fin de semana.
El nuevo subíndice de pedidos de exportación cayó a 28,7, 20 puntos menos que el mes anterior, debido a pedidos cancelados y retrasados ​​como resultado del coronavirus, dijo Zhao Qinghe, estadístico senior de NBS.
Zhao agregó que la tasa de reanudación del trabajo estaba aumentando rápidamente y conduciría a un aumento en el PMI para marzo.
Aunque algunos gobiernos municipales han alquilado aviones, trenes y ómnibus para que sus trabajadores migrantes rurales vuelvan a las ciudades, muchos no quieren o no pueden regresar debido a cuarentenas y bloqueos de carreteras impuestos por otros gobiernos locales por temor al contagio.
Por separado, Taiwán informó infecciones en un hospital, el caso más significativo de propagación local de la enfermedad desde que comenzó la epidemia. Las infecciones elevaron el número de casos confirmados de Taiwán a 39.
El grupo de hospitales plantea preocupaciones de que Taiwán pueda enfrentar un brote masivo como en Corea del Sur e Italia, que Taipei ha evitado hasta ahora al tomar medidas estrictas y decisivas.
Irán informó el sábado 9 nuevas muertes, con un total de 43. Hasta el momento, ha registrado 593 personas que dieron positivo por la enfermedad. El brote, que comenzó hace unos 10 días en Qom, una ciudad sagrada a 140 km al sur de Teherán con una población de 1,2 millòn, se ha extendido a casi todo el país.

coronavirus, una excusa para 'blanquear' la burbuja global y el porqué de la crisis económica


La 'timba' a escala global ya no tenía fuelle. Pero desacelerar todo porque la economía 'no cierra' es bien diferente a culpar a un virus chino por el reordenamiento del mercado.
Además, desnudar los desajustes en la economía global es bien diferente a explicar que las expectativas de crecimiento decrecen culpa del brote que comenzó en Wuha. Por ahora, el coronavirus merece una 2da. lectura. 
Tal como lo había anticipado Nouriel Roubini, los mercados bursátiles de todo el mundo extendieron una venta masiva el viernes, arrastrados hacia su peor semana desde la crisis financiera de 2008 al aumentar la inquietud de los inversores sobre las posibles consecuencias económicas de la epidemia de coronavirus.
El índice Dow Jones Industrial Average perdió más de 1.000 puntos. También cayeron el S&P 500 y el Nasdaq Composite, en una sesión volátil.
Las pérdidas han sido amplias, con los 11 sectores del S&P 500 'en rojo' anual según los resultados de la semana que termina el viernes 28/02. Los inversores abandonan las acciones rumbo a activos tradicionalmente más seguros como los bonos de gobiernos que, debe recordarse, su rendimiento es inversamente proporcional a su demanda. Los del Tesoro de USA o de Alemania cayeron a mínimos históricos.
El argumento es el temor a la epidemia, en parte porque China explica el 20% del PBI global, y en parte porque hay muchos más países que China incluídos en eventuales medidas de restricción.
Ahora bien, todos sabían desde hace tiempo que los valores mobiliarios estaban sobrevaluados. En especial, dijeron esos analistas, la fortaleza de 'la timba' no reflejaba la crisis de varias macroeconomías y las consecuencias del final de la globalización, a partir que USA decidió que no le convenía más. 
Durante meses todos se negaban a interrumpir el rally alcista, aún cuando el combustible se agotó hace tiempo. La especulación alimentaba la racha hasta que llegó el coronavirus, un buen argumento para reacomodar los precios, desde las acciones a varios commodities.
Responsabilizar a la cepa COVID-19 por el 'trabajo sucio' es un alivio para muchos porque evita crisis de liderazgos, cambios de gabinete, discusión sobre políticas económicas.
 Todos recuerdan lo traumático que resultó 2008 y no sólo por el derrumbe de Lehman Brothers, el socorro a General Motors y las quiebras de American Home Mortgage, Home Bank y First Magnus Financial, la derrota de los republicanos en los comicios estadounidenses y el arribo de Barack Obama, la sospecha de que Alan Greenspan fue un fraude, el desbarranco de Merrill Lynch y Bear Stearns, la onda expansiva hacia la Unión Europea, despidos de directorios enteros, acusaciones feroces contra las agencias calificadoras de riesgo, políticos en emergencia, expansión monetaria masiva y múltiple....En cambio, en 2020 todo eso es posible de evitar: la culpa es de un murciélago que, supuestamente, le transmitió el virus a una serpiente convertida más tarde en gastronomía de algún chino amante del alimento salvaje y con bajas defensas contra una neumonía.
El coronavirus no tiene la ferocidad del ébola. Ni siquiera provoca la mortandad de la Gripe A. Si no fuese por la tardía reacción china y la pobre infraestructura hospitalaria de la semi rural Wuhan, hasta se podría haber limitado más la cantidad de fallecidos. Lo que hoy día importa del coronavirus es que permite reordenar la estructura de precios relativos, y ubicar en un limbo la cadena de responsabilidades por los desajustes de fondo en la economía. 
La Organización Mundial de la Salud (OMS) todavía no se anima (el viernes 28/02) a declarar el brote como una pandemia aunque ya son 47 países (incluído México) alcanzados por los ciudadanos en cuarentena. Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, afirma que es "una posible pandemia", aunque él no se anima a declararla pese a que el 1er. ministro australiano Scott Morrison, que sobrevive a los incendios apocalípticos y las inundaciones escalofriantes, casi le rogó que diga la palabra mágica, y los estadounidenses Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) informaron que ya se han cumplido 2 de los 3 criterios utilizados para definir una pandemia.
Al parecer, a la sociedad global le resulta funcional una pandemia. Según los CDC, hay muertes y propagación sostenida de persona a persona, sólo falta confirmar la propagación mundial.
Es más: Marc Lipsitch, profesor de Epidemiología y director del Centro de Dinámica de Enfermedades Transmisibles de Harvard T.H. Chan School of Public Health, dijo que con brotes reportados en más de un continente, Covid-19 ya es una pandemia.
Una pandemia facilitará la adopción de medidas antipáticas, impopulares y arbitrarias pero que muchos juzgan necesarias.
También la Reserva Federal estadounidense podría bajar la tasa de interés sin conflictos con Donald Trump. Goldman Sachs dijo que espera que la Reserva Federal entregue una reducción de la tasa de interés de 75 puntos básicos en los próximos meses para combatir el impacto económico negativo del coronavirus.
"Aunque es improbable que los moderados recortes de tasas de la Fed sean muy poderosos, el Comité probablemente no querrá decepcionar las expectativas del mercado respecto de recortes sustanciales de las tasas de interés", dijo Jan Hatzius, jefe de Goldman en USA.
Goldman espera 3 recortes de tasas de la Fed de marzo a junio. El mercado de futuros de fondos federales ha asignado una probabilidad de más del 70% a un recorte de tasas en la reunión de marzo, según la herramienta CME FedWatch.
El banco dijo que la desaceleración provocada por el coronavirus sería "una contracción global de corta duración que no llega a una recesión absoluta".
"Nuestro nuevo escenario de referencia implica una desaceleración continua de las infecciones en China que permite una lenta recuperación de los indicadores de alta frecuencia de la actividad económica", dijo Hatzius. "También incluye interrupciones moderadas de la cadena de suministro en el sector global de producción de bienes".
"Hace apenas una semana, los inversores consideraban que el coronavirus Covid-19 era un problema chino, ahora entienden que es una preocupación mundial de rápida expansión", dijo Paul O'Connor, jefe de activos múltiples de Janus Henderson Investors.
En 1er. lugar, es evidente que ha ocurrido un rotundo fracaso de los esfuerzos para contener el brote. En USA, Amesh Adalja, un investigador principal del Centro de Seguridad de la Salud de la Universidad Johns Hopkins, explicó técnicamente el revés: "Con un virus respiratorio que se propaga dentro de una comunidad, la contención no es una posibilidad real. La contención no ha fallado, nunca iba a funcionar".
En 2do. lugar, la draconiana decisión China de aislar localidades y regiones, finalmente ha demostrado cierta eficacia. El vocero de la OMS, Christian Lindmeier, lo confirmó: "Tenemos una ventana de oportunidad a causa de las serias medidas que China tomó en Wuhan y otras ciudades, y debemos ser serios en cómo la usaremos". Sin embargo, ¿podrían imponerse restricciones tan severas en Occidente?
"Las prioridades deben pasar de la contención a la mitigación", dijo Adalja. "Las prioridades deben incluir el desarrollo de vacunas, escalas diagnósticas, ensayos clínicos antivirales y mensajes de salud pública. Esto debe combinarse con la preparación del hospital".
La última pandemia confirmada formalmente fue el brote de gripe H1N1, que según cifras oficiales mató a 18.500 personas entre abril de 2009 y agosto de 2010. Sin embargo, un estudio realizado por científicos de los CDC publicado en la revista médica The Lancet en 2012, estimó que el brote mató a hasta 575.400 personas en todo el mundo.
Lipsitch dijo que al tratar de manejar la pandemia, los países podrían aprender de las medidas adoptadas por las autoridades chinas a nivel comunitario en lugar de depender solo de las restricciones de viaje.
En tanto, prosigue el maratón para encontrar una vacuna que pueda probarse en humanos, que podría comenzar a producirse a escala industrial hacia el final de 2020. Las crisis son oportunidades. Los accionistas de algún laboratorio medicinal podrán distribuir algunas utilidades adicionales....

Coronavirus, origen. La epidemia de miedo se extiende por ‎el mundo‎


Fuente: https://www.voltairenet.org/article209330.html La exageración sobre la peligrosidad del coronavirus en relación con otras ‎enfermedades así como la preparación de la respuesta de los principales actores, ‎2 meses ante de la aparición de la epidemia, resultan especialmente sorprendentes. Por ‎el momento, parece apresurado tratar de sacar conclusiones. ‎
Partiendo del principio que no hay que subestimar el coronavirus y que se deben seguir las ‎‎10 reglas de prevención divulgadas por el ministerio de Salud [italiano], habría que adoptar ‎además una 11ª regla fundamental: impedir también la propagación del virus del miedo. ‎
Sin embargo, los medios de prensa, principalmente la televisión, comenzando por la Rai [1], que está dedicando sus espacios informativos casi enteramente al coronavirus, ‎se dedican precisamente a propagar el miedo, un virus que penetra así en todos los hogares, ‎a través de los canales de televisión. ‎
Pero esas mismas televisoras que siembran la alarma sobre el coronavirus callan el hecho que la ‎gripe invernal, ha resultado mucho más letal que el coronavirus, dejando en Italia, sólo durante la ‎‎6ª semana de este año 2020 –según el Instituto Superior de Salud–, un promedio diario de ‎‎217 muertes, provocadas por complicaciones pulmonares y cardiovasculares derivadas de ‎esa simple gripe. Tampoco dicen que –según la Organización Mundial de la Salud (OMS)– en Italia ‎mueren cada año más de 700 enfermos de SIDA, lo cual representa un promedio de ‎‎2 fallecimientos diarios, de un total mundial de 770 000 muertos por el SIDA. ‎
Al referirse a la campaña alarmista sobre el coronavirus, la directora de macrobiología clínica, ‎virología y diagnóstico de biourgencias del laboratorio del hospital Sacco, de Milán, Maria Rita ‎Gismondo, declara:‎ ‎
«Es una locura. Han convertido una infección a penas más seria que una gripe en una ‎pandemia letal. ¡Miren la cifras! No es una pandemia.»
Pero la voz de esta científica no llega hasta el gran público, mientras que cada día, desde la Rai –‎servicio supuestamente público– hasta los canales de Mediaset y todos los demás, se les inculca ‎a los italianos el miedo al «virus mortal que, desde China, se extiende por el mundo». ‎
El hecho es que esa campaña va en el mismo sentido que lo que declaró el secretario del ‎Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, en una entrevista transmitida por Fox Business: ‎ ‎
«Pienso que el coronavirus ayudará al regreso de los empleos de China a Estados Unidos. ‎En China hubo, primero el SARS, después la peste porcina y ahora el coronavirus.»‎
Por consiguiente, comenta el New York Times, «lo que China pierde podría ser una ganancia ‎para América» [léase “para Estados Unidos”]. Dicho de otra manera, el coronavirus podría tener un ‎impacto destructor sobre la economía china y, en una reacción en cadena, sobre las economías ‎del resto de Asia, de Europa y de Rusia, ya afectadas por la caída de los flujos comerciales y ‎turísticos, en beneficio de Estados Unidos, económicamente indemne. ‎
Global Research, el centro de investigación sobre la globalización, dirigido por el profesor Michel ‎Chossudovsky, está publicando una serie de artículos de expertos internacionales sobre el origen ‎del coronavirus. Esos expertos estiman que «no se puede excluir la posibilidad de que este virus ‎haya sido creado en un laboratorio», hipótesis que no puede ser simplemente clasificada como ‎‎«complotista» para desacreditarla. ¿Por qué? Porque Estados Unidos, Rusia, China y las demás ‎grandes potencias tienen laboratorios donde se realizan investigaciones sobre virus que, al ser ‎modificados, pueden ser utilizados como agentes de guerra biológica, dirigiéndolos incluso contra ‎ciertos sectores de la población. Estamos hablando de una actividad rodeada del mayor secreto, ‎a menudo bajo la cobertura de investigación científica de tipo civil. ‎
Pero algunos hechos salen a la luz, como la existencia en Wuhan de un biolaboratorio donde ‎científicos chinos realizan, en colaboración con Francia, investigaciones sobre virus letales, ‎entre ellos algunos enviados por el Laboratorio de Microbiología de Canadá. En julio de 2015, el ‎instituto gubernamental británico Pirbright patentó en Estados Unidos un «coronavirus ‎atenuado». En octubre de 2019, el Johns Hopkins Center for Health Security realizó en ‎Nueva York un simulacro de pandemia por coronavirus utilizando un guión que, de convertirse ‎en realidad, provocaría 65 millones de muertos [2].‎
Pero lo que no se simula es la propagación del virus del miedo, que se extiende, con efectos ‎socioeconómicos devastadores.
 [1] La Rai ‎‎(Radiotelevisione Italiana) es el ente público de radiodifusión de Italia. Nota de la ‎‎Red Voltaire.

El Foro de Davos se preparó para una ‎pandemia de coronavirus… dos meses ‎antes de su inicio‎


El Foro de Davos realizó un ejercicio contra una ‎epidemia de coronavirus, en octubre de 2019 y con la participación del Johns Hopkins Center for Health Security y de la ‎Bill & Melinda Gates Foundation. ‎
El ejercicio en cuestión tuvo lugar en Nueva York, exactamente el 18 de octubre de 2019, ‎dos meses antes del inicio de la pandemia en China. ‎
El objetivo explícito del ejercicio realizado en Nueva York era planificar la respuesta de ciertas transnacionales y gobiernos ante una pandemia de coronavirus, cuando nada permitía predecir el ‎inicio de la epidemia detectada en la ciudad china de ‎Wuhan a inicios de diciembre.‎
Al menos 15 líderes mundiales participaron en el ejercicio, así como los dos responsables ‎oficiales de lucha contra las epidemias en China y Estados Unidos. ‎
A continuación, la lista de los participantes:‎
- Latoya Abbott, responsable de situaciones de riesgo del grupo hotelero estadounidense Marriott ‎International;‎
- Sofia Borges, vicepresidente de la Fundación de las Naciones Unidas;‎
- Brad Connett, presidente del grupo Henry Schein, líder mundial de la producción de material ‎médico;
- Christopher Elias, responsable de Desarrollo Global de la Bill & Melinda Gates Foundation;‎
- Tim Evans, ex director del departamento de Salud del Banco Mundial;‎
- George Gao, director del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de la República ‎Popular China;‎
- Avril Haines, ex directora adjunta de la CIA y ex miembro del Consejo de Seguridad Nacional de ‎Estados Unidos, bajo la administración Obama;
- Jane Halton, ex ministro de Salud en Australia, miembro del consejo de administración del Banco ‎de Australia y Nueva Zelanda (ANZ);‎
- Matthew Harrington, director de Edelman, la oficina de relaciones públicas más importante del ‎mundo;
- Martin Knuchel, director para situaciones de crisis de la línea aérea alemana Lufthansa;‎
- Eduardo Martinez, consejero jurídico de UPS, líder mundial de logística postal, y director de ‎UPS Foundation;‎
- Stephen Redd, director adjunto del US Center for Disease Control and Prevention;‎
- Hasti Taghi, vicepresidente del grupo de comunicación NBC Universal;‎
- Adrian Thomas, vicepresidente de la transnacional farmacéutica Johnson & Johnson;‎
- Lavan Thiru, gobernador del Banco Central de Singapur. ‎


el coronavirus sería un arma de guerra biológica


Fuente: https://mundo.sputniknews.com/firmas/202002131090460452-cientificos-el-coronavirus-seria-un-arma-de-guerra-biologica/?fbclid=IwAR3Q406Vs5DtHbTzJBKZ8L3r6tNQKfare7kfN_FbA9HTsxmtdUaITVTxV10 Miles de artículos sobre el nuevo coronavirus de Wuhan, China, han sido publicados desde finales de enero de 2020 provocando alarma mundial a medida que aumentaban las fatalidades y casos de contagio en 26 países.  No se puede desatar un nudo sin saber cómo está hecho(Aristoteles, 384 a.C.-322 a.C.)
La creencia de que el virus fue contagiado en un mercado de productos exóticos del mar o animales fue rechazada por la Organización Mundial de Salud y ahora muchos científicos de prestigio internacional han lanzado la idea que el virus fue el resultado de la bioingeniería. 
El creador de Ley contra el terrorismo y armas biológicas de 1989, Francis Boyle, fue más explícito en su conclusión declarando que "2019 Wuhan Coronavirus es un arma ofensiva de guerra biológica". Boyle, que es especialista en la ley internacional de la Universidad de Illinois, afirmó durante una exclusiva entrevista con Geopolitics and Empire que "la Organización Mundial de Salud (OMS) sabe perfectamente qué es lo que está pasando en Wuhan".
Por supuesto, los medios de comunicación globalizados ignoraron esta información pues se hallan envueltos en su campaña anti-China siguiendo las pautas del Departamento de Estado interesado en sacar ventajas económicas de la tragedia que vivía el pueblo de este país azotado por el coronavirus 2019-nCoV.
​Resulta que precisamente en Wuhan, donde viven 12 millones de personas, está funcionando uno de los más sofisticados laboratorios biológicos del máximo nivel de bioseguridad 4, Wuhan BSL-4, perteneciente al Instituto de Virología de Wuhan, que experimenta con agentes biológicos que representan un alto riesgo individual de contagio.
Este laboratorio trabaja con los patógenos más peligrosos del mundo, incluyendo varios coronavirus, como SARS-CoV (Síndrome Respiratorio Agudo y Grave), MERS-CoV (Síndrome Respiratorio del Medio Oriente) y muchos otros tipos de virus bajo la supervisión no solo del Gobierno chino sino de la misma OMS.
El laboratorio BSL-4 fue puesto en funcionamiento después de la epidemia SARS en 2003 que ocasionó 750 muertes y 8.000 personas resultaron infectadas, llegando el índice de muerte al 10%. Según las publicaciones Natural Research Journal, The Lancet Infectious Diseases, y Journal of Medical Virology, el laboratorio de Wuhan se convirtió con el tiempo en un lugar preferido de los virólogos de todo el mundo y en especial, de EEUU, Canadá y el Reino Unido debido a su clima húmedo y caliente que representa condiciones ideales para el desarrollo natural de los más peligrosos patógenos y la existencia de una naturaleza llena de animales e insectos exóticos.
De acuerdo con la publicación rusa, Svobodnaya Pressa, el coronavirus 2019-nCoV fue conocido por primera vez en 1965, pero recién en 2015 el Departamento de Justia de EEUU otorgó la patente № 10130701 para este virus al Instituto de Pirbright (Reino Unido), especializado en prevenir y controlar enfermedades transmitidas de animales al hombre.
El patógeno chino QX descubierto en la mitad de los 90 del siglo pasado fue tomado como base para el coronavirus 2019-nCoV. Al convertirse China en el lugar preferido de los virólogos europeos, canadienses y estadounidenses debido a sus avances en la investigación de las enfermedades contagiosas y la creación de las vacunas para prevenir y combatirlas, la OMS autorizó la transferencia del patente del 2019-nCoV al laboratorio de Wuhan BSL-4.
De allí podemos deducir que no solamente los científicos chinos tenían acceso a este patógeno que podía mutar durante los experimentos, sino también los virólogos norteamericanos, británicos y canadienses. En 2018, en el sur de China, los virólogos descubrieron 89 nuevos coronavirus procedentes de murciélago, según la revista norteamericana Journal of Virology (13 de junio 2018) que tenían el mismo receptor que el CoV-MERS.
Pero lo interesante fue que aquella investigación fue financiada tanto por el Ministerio de Ciencia y Tecnología de China como la USAID (colaboradora abierta de la CIA) y el Instituto Nacional de Salud de EEUU, que siempre compartió información sobre los avances en la investigación sobre enfermedades infecciosas y armas biológicas con el Pentágono.
La Facultad de Virología de la Universidad de Duke de EEUU también está envuelta en el estudio del coronavirus 2019-nCoV en cooperación con la Universidad de Wuhan donde comenzó la epidemia de este nuevo coronavirus. Resulta que la Universidad de Duke tiene un proyecto conjunto con Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA, por sus siglas en inglés) perteneciente al Pentágono. Este proyecto se llama Programa de P3 Prevención de Pandemias de Duke. La DARPA es responsable por el desarrollo de nuevas tecnologías para el uso militar incluyendo la guerra biológica.
El Instituto de Virología de la Universidad de Wuhan también ha participado desde 1980 en varias ocasiones en la investigación de los coronavirus junto con el Instituto de Investigación Médica para Enfermedades Infecciones del Ejército de EEUU, incluyendo la elaboración de vacuna para CoV-SARS en los años 90. Este instituto fue considerado, hasta su reciente clausura por no seguir los procedimientos de seguridad por su personal, un laboratorio principal del Pentágono de defensa biológica.
Pero no solamente los científicos militares de EEUU estaban activos en Wuhan, sus colegas de Alemania y Japón tomaron parte también en los estudios de los coronavirus en el Instituto de Virología de la Universidad de Wuhan.
Llama la atención la estrecha colaboración de una de las agencias más sofisticadas del Pentágono responsable de la investigación, desarrollo y pruebas de las nuevas armas, incluyendo las biológicas con los científicos de del BSL-4 de Wuhan. El uso de estas armas biológicas durante la guerra en Corea y Vietnam y sus consecuencias están afectando hasta hoy día a estos pueblos.
No hay que olvidar que la DARPA, creada en 1958, era producto de la Guerra Fría que después de la disolución de la URSS tomó otras formas convirtiéndose ahora Rusia en el nuevo enemigo de EEUU a pesar de ser un país capitalista. El Pentágono, según Francis Boylem ha gastado entre 1990 y 2018, 100.000 millones de dólares en armas biológicas en cuyo estudio han estado participando más de 13.000 científicos norteamericanos con la colaboración de miles de sus colegas canadienses y británicos.
​Actualmente, el Departamento de Defensa tiene más de 400 laboratorios en el extranjero de nivel de bioseguridad BSL-3 y 4, especialmente en los expaíses socialistas que están rodeando a Rusia. La periodista de investigación búlgara Dilyana Gaytanjieva denunció en 2018 que "el Pentágono está desarrollando virus mortales en 25 países a través del Programa de Cooperación Biológica haciendo hincapié especialmente en desarrollo de insectos asesinos".
Precisamente, la DARPA es la encargada del Programa Insectos Aliados en colaboración con las universidades de Texas, Pensilvania, Ohio y el Instituto Boyce Thompson de Nueva York, para el cual tiene un presupuesto de 47 millones de dólares.
Richard Guy Reeves, del Instituto Max Plank para Biología de la Evolución (Alemania), afirmó en las páginas de la revista Science que la "DARPA está creando insectos para transportar virus siendo un nuevo tipo de armas biológicas". El proyecto plantea insertar virus modificados genéticamente en tres tipos de insectos: pulgas, chicharras y aleuródidos. En respuesta a la información de la revista Science, el director del programa de la DARPA Insectos Aliados, Blake Bectine declaró que el programa fue creado "para proporcionar nuevas capacidades de protección a EEUU".
El hecho de que varios virólogos del Pentágono y sus colegas de Canadá, Reino Unido, Japón, Alemania estaban haciendo sus estudios respecto a los coronavirus en el laboratorio BSL-4 de Wuhan, abre la posibilidad de la filtración deliberada del 2019-nCoV ya manipulado por la mano de científicos, teniendo en cuenta la historia del uso de virus por EEUU como armas biológicas o por un descuido de los virólogos chinos. Tampoco hay que olvidar que, según Alan Cantwell, desde hace más de 40 años los virólogos habían estado tratando de modificar genéticamente los coronavirus tanto en laboratorios militares como en los civiles para elevar virus a nivel de armas biológicas. Ya en 1987, unos 107 virólogos estaban dedicándose a esta tarea. (Global Research, 25 de enero, 2020).
Entonces, no sería nada rara la idea de experimentar con coronavirus durante el apogeo de la guerra comercial entre EEUU y China para socavar a este país asiático económica y humanamente ya que es el mayor competidor de Norteamérica. La actual dislocación económica y social de China favorece a Washington. El secretario de Comercio de EEUU, Wilbur Ross ya reconoció este hecho abiertamente en una entrevista con Fox News recalcando que el virus podría ayudar a la agenda América Primero, afectando a China económicamente y "así haría acelerar el retorno de los empleos a América del Norte".
Donald Trump en su Discurso Anual sobre el Estado de la Nación también enfatizó que "los enemigos de la América están retrocediendo, la fortuna norteamericana está creciendo y el futuro de América se vislumbra radiante".
También llama la atención el hecho que mientras los científicos chinos y rusos dicen que tomaría más de ocho meses crear la vacuna para 2019-nCoV, el director del Centro de investigación y Elaboración de Vacunas en NIH, Barney Graham, anunció que tal vacuna ya existe y fue creada a base de las vacunas para CoV SARS y Co MERS. Lo único que falta es obtener la aprobación de esta vacuna por las autoridades federales de EEUU.
Todo esto significa que el coronavirus 2019-nCoV no es algo nuevo y fue elaborado hace tiempo e inclusive se sabe cómo detenerlo, pero por algunas claras razones geoestratégicas globales, EEUU prefiere demorarse en ayudar a China a combatir esta pandemia que ya se ha cobrado más de 1.018 vidas a nivel global, de las cuales 974 eran ciudadanos chinos, y dejó infectados a 43.138 personas, de los cuales 42.667 son habitantes de China (John Hopkins CSSE, 11 de enero 2020).





Dr. Jorge Benjamín Lojo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

02 Abril, ANIVERSARIO DE LA RECUPERACIÓN DE NUESTRAS ISLAS MALVINAS

02 Abril, ANIVERSARIO DE LA RECUPERACIÓN DE NUESTRAS ISLAS MALVINAS ANIVERSARIO DE LA RECUPERACIÓN DE NUESTRAS ISLAS MALVINAS ...