8 de junio de 2015

EL COMBATE ESPIRITUAL HOY (IX)



EL COMBATE ESPIRITUAL HOY (IX)


EL COMBATE ESPIRITUAL HOY (I):

EL COMBATE ESPIRITUAL HOY (II):

EL COMBATE ESPIRITUAL HOY (III):

EL COMBATE ESPIRITUAL HOY (IV):

EL COMBATE ESPIRITUAL HOY (V):

EL COMBATE ESPIRITUAL HOY (VI):

EL COMBATE ESPIRITUAL HOY (VII):


Capítulo I: BURLARNOS NOSOTROS DE ESE CERDO

 Se desespera el adversario por hacernos padecer, no solo disfruta viéndonos sufrir sino que goza hacernos padecer ya como si estuviésemos condenados.

 Es por ello que busca lo que mas nos duele, atormenta, humilla e impone sufrimientos.

 Es por vencernos, humillarnos y decirse a si mismo que es mejor, pero también para que suframos como condenados y poder él observarnos.

 Es por esto que, cuando nos toca padecer, mas que se trate de aquello que es lo peor para cada uno, debemos ignorar el dolor, no importa si es físico, psíquico, espiritual, moral o todos juntos a la vez.

 Solo por no darle el gusto tenemos que ignorar el dolor y evitar quejarnos, hacer escándalos o buscar alivios.

 Valientemente debemos abrazar la Santa Cruz que nos ha tocado y perseverar en la Fe, seguir adelante con cara de nada, como si nada malo ocurriese.

 Ya dijo El Señor que si ayunamos debemos lavarnos la cara y evitar que se note, con el dolor impuesto por el enemigo sucede lo mismo, tenemos que ignorarlo, ofrecerlo como santo sacrificio de negación de sí a Dios y perseverar en la fe.

 Con esto nos vencemos a nosotros mismos, le damos una victoria a Dios y adquirimos una fuerza de intercesión importante. También nos estamos recomendando ante Él con hechos reales y no con palabrerío inútil o con obras inútiles solo visibles para el mundo.

 Por otro lado, conseguimos un fin mucho mas importante que es vencer, derrotar y humillar a satanás que busca, quiere y espera que en el dolor nos rebelemos y escandalicemos.

 No le damos el gusto, y esto debemos solo por gusto, para terminar burlándonos nosotros de Él. Tomá.

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (I):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (II):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (III):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (IV):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (V):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (VI):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (VII):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (VIII):

Capítulo II: TODO UN DEMENTE, DÉBIL Y AUTOCOMPASIVO MENTIROSO

 Siempre busca el adversario donde vencernos, humillarnos, derrotarnos, donde imponerse, prevalecer, ganar.

 Esto lo hace por orgullo, por él mismo, porque quiere mentirse-engañarse, quiere creer que es mejor, superior.

 De esta manera esta poniendo de manifiesto su complejo de inferioridad, no solo sabe que es nada, sino que teme que se note y así es como quiere cambiar la realidad.

 Mas bien cambiar la apreciación de la realidad, imponer una mentira, porque la realidad no puede cambiarla, no va a dejar de ser nada o menos que nada, así pasó a la eternidad.

 Su esfuerzo desesperante, histérico, angustiante, constante es mentirse y mentir, engañarse y engañar, es para ocultar la realidad, disimularla, para imponer una realidad falsa como verdad.

 Evidentemente tiene miedo por él mismo, es un inútil, débil infeliz que piensa siempre en él, de lo contrario no estaría obrando de esta manera.

 Se hunde en sí, piensa en él mismo con miedo, angustia y preocupación, por ello impone que lo miren, adoren, admiren, se dedica a lo que es inútil, a hacer creer la mentira.

 No puede evitar la realidad, no puede cambiar lo que es, o mas bien, el hecho de que no-es, de que pasó a no-ser por haber renegado de El Que Es, por haberse opuesto a Dios.

 Infeliz, quiere negar que fue derrotado, y que encima, lo fue por estúpido. Nada peor para un orgulloso que caer por su propio error, por eso es que se desespera por convencer a las almas de que no ha perdido sino ganado y que incluso hasta ha llegado a ser mas que Dios. Todo un demente.

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (I):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (II):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (III):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (IV):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (V):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (VI):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (VII):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (VIII):

Capítulo III: PERDIÓ Y AUNQUE NO LO PUEDE NEGAR, LO ESCONDE

 Lo único que tiene es arrogancia, se pierde en sus delirios y fantasías, se ahoga en sus mentiras.

 Quiere creer una mentira y quiere hacer creer una mentira, por ello es que se pierde en sus tinieblas, se vuelve esclavo de la mentira que adora y que hace adorar.

 Esto es porque no puede borrar el recuerdo de la Verdad que inevitablemente tuvo que ver antes de perder.

 No vio a Dios, no pasó la prueba, no mereció el premio, o sea, no pudo ver a El Que Es la Verdad misma, pero pudo conocer la verdad sobre sí mismo porque nadie se pierde sin este regalo o donde Dios.

 Nadie puede decir que es condenado injustamente porque la Vedad se vuelve sumamente evidente en el juicio. Sin embargo, después, una vez condenados, todos la odian y quieren ocultar, negar, desdecir.

 Ahí es donde pasan los perdidos, ángeles y personas caídas, intentando cambiar la verdad, buscan borrarla, ocultarla, se desesperan por imponer la mentira.

 Se miente a él mismo, luego quiere convencer a todos de su error, fantasía, mentira, no quiere ser visto como lo que realmente es, sino como lo que dice y finge ser.

 Siempre va a negar que ha caído por sí mismo, desesperado siempre dice que fue injustamente condenado, incluso que hasta se ocupaba y preocupaba por el bien de la humanidad.

 Siempre va a ocultar que esta peor que repodrido y que eso es inevitable, que así pasará toda la eternidad y que encima, lo ha provocado al apartarse de Dios y oponerse a Él.

 Siempre se va a ocultar, enmascarar, fingir bondad, interés, servicio, etc., siempre va a fingir todo lo bueno para terminar consiguiendo lo que quiere que es ser aceptado, adorado, no despreciado.

 Dicho de otra manera, siempre quiere ganar y no perder, esa es su obsesión, perder, es su ‘habitación 1-0-1’.

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (I):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (II):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (III):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (IV):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (V):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (VI):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (VII):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (VIII):

Capítulo IV: SU PEOR MIEDO

 Todos tenemos algo que nos hace padecer mas que cualquier otra cosa, todos tenemos algo que nos hace sufrir con solo pensarlo o imaginarlo.

 Esto varía de una persona a otra, y siempre es insignificante comparado con cosas que son sufrimientos reales.

 Eso lo llama G. Orwell ‘habitación 1-0-1’, en su novela distópica “1984”, donde el protagonista, W. Smith, es llevado para enfrentarse a su peor miedo luego de una larguísima etapa de tormentos que le infringieron para lavarle el cerebro y reformarle la conducta.

 Esto es lo que buscan los demonios en las personas para perseguirlas, doblegarlas, dominarlas, manipularlas, controlarlas.

 Cuando descubren eso, amenazan con que lo padecerán, con que se lo harán padecer para que chantajearlas o simplemente convertirlas en histéricas preocupadas por sí.

 Al sentirse amenazadas por sentir eso que es lo peor para sí, las almas se defienden instintivamente queriéndolo evitar, hacen cualquier cosa para no padecerlo.

 Así toda su vida es determinada por el miedo, controlada por éste, y en definitiva, por los demonios que de eso se sirven como de correas para arriarlas como si de ganado se tratase.

 La cuestión es que satanás también es una criatura, y también tiene su peor miedo, ese punto en el que piensa instintivamente en sí mismo, donde se elige sí o sí a sí mismo.

 Lógicamente, esto lo oculta, pero nosotros no somos estúpidos y tenemos experiencia de que se trata todo esto porque generosamente nos lo ha hecho padecer y lo hemos pasado miles de veces.

 El idiota pensó que podía ganarnos y se alegró humillándonos y haciéndonos padecer, lo que no pensó porque es un estúpido que nosotros estábamos aprendiendo, y que hemos querido pasar por todo esto para luego derrotarlo y usarlo en contra.

 Ahora sabemos cual es su peor miedo, su ‘habitación 1-0-1’, y lo publicamos para que todos lo sepan y lo usen para derrotarlo.

 Teme perder, nada lo hace temer tanto como perder, se desespera por prevalecer, ganar, imponerse, triunfar, y es ahí donde podemos derrotarlo.

 Debemos estudiar en cada caso que es lo que él entiende como ganar, y negárselo, o peor, dejar que gane como cuando quiso crucificar al Señor, y ahí derrotarlo como lo hizo El Señor, juzgarlo, condenarlo y echarlo del mundo.

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (I):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (II):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (III):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (IV):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (V):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (VI):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (VII):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (VIII):

Capítulo V: DEMUESTRAN SOBRADAMENTE LO QUE SON, IDIOTAS

 Eso que quiere usar el adversario para derrotarnos, vencernos, humillarnos, hacernos padecer, arruinarnos, es lo mismo que debemos usarlo para vencerlo y humillarlo, derrotarlo y hasta desterrarlo.

 El soberbio estúpido quiere creer que en ese punto nos va a derrotar, ganar, que va a obtener un triunfo seguro, por ello es que golpea ahí.

 Es como esos idiotas arrogantes que en el fondo sabemos que son cobardes y que golpean donde saben que van a ganar.

 Es como esos infelices que buscan al débil para humillarlo y así alimentar su ego con falsas victorias.

 Si realmente fuesen fuertes buscarían otro mas fuerte para derrotarlo, eso sería una verdadera victoria, porque al débil o al inferior todos lo humillan y eso no es victoria, no tiene gracia, es mas, se trata de una estupidez.

 Verdaderamente estúpido aquel que se cree grande porque humilla, aplasta y derrota a un inferior, solo se miente a sí mismo, se aleja de la realidad, inventa la fantasía de que es dios para engañarse y hacerse adorar.

 Verdadera y claramente es un idiota, un cobarde, se encierra en sí y se dice las mentiras que desea oír, luego busca aceptación en derredor, quiere ser visto y creído no por lo que es, sino por lo que dice y finge ser, pero no por ello muda la naturaleza de las cosas, sigue siendo un idiota, un imbécil, un infeliz.

 Es como esos idiotas que se creen grandes porque se muestran sobre la faz de la tierra con algo lujoso y llamativo, si siempre fueron idiotas, por mas que se disfracen, siguen siendo idiotas, o lo son diez veces mas porque quieren creer que han resuelto el problema.

 Son diez veces mas idiotas porque ahora están convencidos de su mentira, totalmente engañados, pagados de sí se le dice comúnmente, no ven la realidad y han caído víctimas de su propia mentira.

 El cerdo infernal su jefe, satanás, es igual, es como estos idiotas que fingen ser autosuficientes mientras que no hacen mas que demostrar que son idiotas desde que se levantan hasta que se acuestan.

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (I):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (II):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (III):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (IV):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (V):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (VI):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (VII):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (VIII):

Capítulo VI: ASÍ NOS BURLAMOS DE ÉL

 Nadie colabora mas con la santificación de las almas que el adversario mismo por mas que le cueste y lo humille aceptar esta realidad.

 No es que haya un acuerdo con Dios en tal sentido, sino que se debe al hecho de que Dios sabe como burlarse y usar para bien todo lo que hace para mal.

 De las almas depende colabora para que esto sea así, para que El Señor pueda hacernos un Bien Verdadero cuando satanás trata de perdernos, condenarnos, humillarnos y hacernos un mal real en cuerpo, alma y espíritu.

 Nuestra colaboración para con El Señor consiste en salir de sí, del abismo de egolatría narcisista infernal, no mirarse a sí mismo, no pensar en sí, levantar la cabeza.

 Debemos discernir la Voluntad de Dios, salir de nosotros mismos, renunciar a la propia voluntad y obedecer al Señor colaborando en Que Se Haga-Reine-Triunfe Su Voluntad.

 Ahí es donde todo lo que intenta el adversario termina desvaneciéndose, cae en saco roto, se pierde en las maniobras hábiles del Señor que sabe aprovechar todo mal para bien.

 Cuando el adversario se desespera por humillarnos, vencernos, derrotarnos, arruinarnos, en vez de oponernos, renegar, escandalizarnos, debemos ignorarlo, abrazar la Cruz, derrotarlo burlándonos de él haciendo lo que normalmente no haríamos.

 Cuenta con el escándalo, berrinche, la rebeldía, ante la humillación espera la reacción furiosa, pero si pasamos indiferentes, si nos alegramos en perder y en abrazar la Cruz que nos ha tocado, lo derrotamos.

 Ahí podrá haber conseguido lo que quería, pero no habrá obtenido lo que buscaba, es decir, no nos hizo rebeldes, no pudo fundir su espíritu con nuestra alma, no pudo entrar en nosotros, no nos hizo cómplices-esclavos suyos.

 Hay que soportar, tener paciencia, esperar y perseverar, no importa lo que padecemos, las humillaciones, los sufrimientos, etc., todo es precioso, son joyas que nos recomiendan ante Dios porque lo aceptamos y pasamos solo porque es así, porque Él lo ha permitido.

 Así nos santificamos, purificamos, vencemos a nosotros mismos, y a la vez, derrotamos al enemigo que quiere rebelarnos.

 Al final, terminamos siendo santos y nadie ha colaborado mas que el idiota de satanás, nos burlamos de él como queremos, como él mismo quería burlarse de nosotros.

 Y como anexo, de premio o yapa, colaboramos en la salvación y santificación de muchas almas.

 Otra cosa a considerar es que si el adversario quería arruinar a las almas, El Señor se burla de él levantándolas, rescatándolas y santificándolas. No evita que caigan si ellas quieren caer, pero nada impide que las levante después cundo quieren volver, cuando aceptan su llamado. Incluso las levanta mucho mas que antes de caer y así se burla mas todavía del adversario.

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (I):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (II):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (III):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (IV):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (V):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (VI):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (VII):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (VIII):

Capítulo VII: MAS CIEGOS NO PODRÍAN SER

 Ya las religiones no se dedican a colaborar con Dios en la salvación de las almas, solo se emplean en asuntos terrenos, o mas bien infernales.

 Se pierden en negocios ilícitos convirtiéndose en sectas y asociaciones ilícitas que usan la fachada-máscara de la religión.

 Es estúpido el que cree que puede salvarse permaneciendo en una religión o dando su vida, esfuerzo y trabajo para sostenerla, se niega a ver la realidad que ha cambiado demasiado y que ya es imposible de ocultar.

 Como dicen, no hay peor ciego que el que no quiere ver, y desgraciadamente son muchos los que se niegan a ver lo que es mas que evidente, lo que se ha pasado de maduro y ya se cae de podrido.

 Un ejemplo, aquel que llegó al poder en el vaticano por medio de un golpe de estado, bergoglio, la figurita de la secta masónica jesuita, ha recibido por quinta vez a la presidente de Argentina, la líder de una banda de delincuentes.

 Ejemplo mas claro de asociaciones ilícitas internacionales no hay, de sociedades internacionales que comparten el poder mundial dedicándose a hacer o llevar adelante las obras de satanás en la creación.

 Sin embargo, todavía ambos líderes infernales tienen muchos aduladores, adoradores, seguidores, son ídolos devenidos en nuevos dioses a los que los fanáticos inmaduros y corruptos entregan su vida en el mundo y también la vida eterna.

 Estos infelices no ven que detrás están los demonios que succionan la vitalidad, quitan vida, corrompen y estropean a las almas para perderlas, condenarlas, para servirse de ellas en el mundo y poder atormentarlas por toda la eternidad.

 Verdaderamente cada pueblo tiene los pastores que merece, las autoridades, los maestros que merece, los demonios consiguen lo que quieren en el mundo porque las almas son viciosas, corruptas, enfermizamente demoníacas, saben que se pierden y no les interesa.

 Viendo esto, en vez de enloquecer ante tanta estulticia largamente cultivada y generosamente defendida, es la hora d decir que, si quieren perderse, que se pierdan, lo merecen, ya mas no se puede hacer para salvar a tantos estúpidos.

 Que corran al abismo como lo desean, que adoren a sus ídolos y que éstos los despojen de vida en el mundo y para siempre después, que se pierdan, ya no es responsabilidad nuestra.

 La verdad mas evidente no podría ser, pero mas ciegos y estúpidos no podrían ser, que se pierdan porque así lo quieren y sería injusto que no lo obtuvieran.

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (I):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (II):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (III):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (IV):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (V):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (VI):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (VII):

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (VIII):

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

02 Abril, ANIVERSARIO DE LA RECUPERACIÓN DE NUESTRAS ISLAS MALVINAS

02 Abril, ANIVERSARIO DE LA RECUPERACIÓN DE NUESTRAS ISLAS MALVINAS ANIVERSARIO DE LA RECUPERACIÓN DE NUESTRAS ISLAS MALVINAS ...