22 de abril de 2015

SI SE ENTIENDE UNA COSA, SE COMPRENDE LA OTRA, GUERRA CULTURAL



SI SE ENTIENDE UNA COSA, SE COMPRENDE LA OTRA, GUERRA CULTURAL


 Si los demonios no logran meternos de cabeza en grandes vicios, lo que hacen es provocar múltiples pequeños o superficiales.

 Con esto generan confusión, logran distracción y debilidad, y a la larga consiguen lo que quieren que es que no le prestemos atención a Dios, que no lo obedezcamos-sigamos.

 Perdemos el tiempo lidiando con varios vicios, aunque sean pequeños, son molestias, incomodidades, distracciones.

 Es como si provocaran varios focos de incendio que, no siendo grandes, logran sin embargo generar distracción porque demandan atención.

 Con dificultad mantenemos el orden o todo el esfuerzo se va en mantener el orden cuando tenemos varios vicios pequeños, varios espíritus impuros ardiendo, creciendo, gusanos devorándonos.

 Mientras eso ocurre dejamos de prestar atención a Dios y ahí es donde pueden desviarnos o golpearnos y hacernos caer.

 Hacen que estemos entretenidos tratando de mantener el orden mientras que ellos nos dominan a nosotros, nos dan múltiples ocupaciones inútiles para que estemos distraídos y no advirtamos que nos dominan, controlan, manipulan y disponen de nosotros.

 Esto no lo vemos, pero así es como acabamos perdiendo el rumbo y de esta manera es como nos separamos de Dios internándonos en tinieblas, dedicándonos a vanidades y construyendo un orgullo inútil y delirante basado en vicios, caprichos y corrupciones.

Lo mismo ocurre con las naciones.

 Las sectas masónicas promueven la guerra cultural, la infiltración e invasión de otras culturas, la igualdad, la fraternidad y la maldita inclusión.

 Con esto logran meter en una nación culturas diferentes que no se integran con la excusa de respetar, pues el objetivo real es dividir y obligar a llevar una carga, aceptar una invasión que no parece tal.

 Esas sectas controlan el gobierno, dominan los puestos clave y favorecen la destrucción del ser nacional, la invasión cultural, la desintegración de la cultura propia.

 A la vez, persiguen a quienes advierten esto y se oponen acusándolos de enemigos de la civilización, xenófobos, etc.

 De esta manera las naciones no pueden defenderse contra esas sectas del poder porque no pueden reunirse, no pueden ponerse de acuerdo y se encuentran preocupadas por poner orden en el desorden provocado por la invasión de miles de extranjeros y de diferentes culturas.

 No hay tampoco un sentido de nación, no hay nacionalismo, no hay amor a la Patria, no hay unidad posible, así es como ellos aplican el ‘divide y reinarás’.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

REVELACIÓN-PRUEBA-REMEDIO, ES LA HORA DE DIOS Lo que sucedió con los ángeles y con el pueblo del antiguo testamento, es lo que sucederá con el pueblo del nuevo testamento

REVELACIÓN-PRUEBA-REMEDIO, ES LA HORA DE DIOS Lo que sucedió con los ángeles y con el pueblo del antiguo testamento , es lo que s...