24 de abril de 2015

PERMANECEN EN EL MUNDO COMO EN EL INFIERNO, GUERRA CULTURAL



PERMANECEN EN EL MUNDO COMO EN EL INFIERNO, GUERRA CULTURAL


 Persigue el adversario a cada uno individualmente, a todas las almas las encierra en sí, en el horrendo sepulcro de su asquerosa egolatría narcisista infernal.

 Cada uno piensa solo y siempre en sí mismo, no hay verdadero amor a Dios, no hay interés por Él, mucho menos una real y total entrega a Su Voluntad.

 Así es como ha generado una masa informe, deforme, horrenda de almas rebeldes, viciosas, caprichosas, corruptas, que son débiles espiritualmente.

 Cada una se dedica a corromperse por un camino distinto, unas por los vicios mas comunes, otras por el orgullo, otras en la inmunda egolatría, etc.

 Reina el olvido y florece o fermenta la negación de Dios en todo ámbito. Las almas se pudren, el mundo se corrompe y satanás esta ganando la batalla.

 Aun sin notarlo nos vamos resbalando a la rebeldía contra la Voluntad de Dios y terminamos dedicándonos a perdernos, y encima, nos sentimos satisfechos, orgullosos de esta corrupción.

 Con capricho, obtusos, tercos, nos dedicamos a cualquier vicio, vanidad, ambición y de esta manera nos pudrimos en vida sin querer ser salvados, rescatados, redimidos, continuamos hundiéndonos en el abismo de egolatría y cultivando lo que en esencia es rebeldía contra Dios.

 Nos volvemos esclavos de los vicios que alimentamos, los mismos que como gusanos nos devoran, carcomen y destrozan. Terminamos dedicados a éstos y olvidados de Dios.

 Así es como desperdiciamos el tiempo y de esta manera es como nos encaminamos a la perdición eterna.

 De la misma manera los servidores de satanás en el mundo, esos linajes satánicos, sectas infernales, sectas masónicas, promueven la corrupción, favorecen la ambición y logran que las almas se dediquen a ambiciones terrenas y vicios mundanos.

 Imponen que Dios sea olvidado, negado, denigrado y hasta cambian y subvierten la religión dirigiéndola a asuntos terrenos, imponiéndole que se haga cargo de la misma pobreza que el estado genera para someter a la población que dice gobernar.

 Satanás, el enemigo de la humanidad no es combatido, es adorado directa o indirectamente por todos porque las almas son arrastradas al satanismo, o sea, a la egolatría, cada uno se considera un dios y se hace adorar dedicándose caprichosamente a cualquier cosa menos a obedecer a Dios y servirlo.

 Esta masa de almas viciosas, corruptas, miserables, son fáciles de someter, distraer, entretener, mientras puedan dedicare a sus necesidades básicas no levantan la cabeza y no les importa nada mas.

 Llevan una existencia animal, comen, se reproducen, duermen y no piensan en otra cosa. Se olvidan de Dios completamente y terminan generando un espíritu pútrido, abominable, infernal, de orgullo delirante cuando deberían generar un espíritu puro de verdadera entrega-amor a Dios.

 Son esclavas en el mundo porque son esclavas en el espíritu. No aman a Dios, no lo obedece, deliran orgullosas jactándose de ser rebeldes, pero no ven que el ‘yo’ al que adoran, esa personalidad que se dan, es un títere por el que satanás las domina, somete, manipula y les impone la rebeldía contra Dios, el olvido y la negación de Él.

 En esa rebeldía y olvido de Dios se dedican  corromperse, pudrirse, estropearse y a encaminarse a la perdición eterna. Permanecen en el mundo como en el infierno, olvidadas de Dios, rebeldes contra Él.

 Ese es el trabajo de las sectas masónicas, imponer el olvido y la negación de Dios sea como sea para que haya tinieblas y no presencia de Dios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

02 Abril, ANIVERSARIO DE LA RECUPERACIÓN DE NUESTRAS ISLAS MALVINAS

02 Abril, ANIVERSARIO DE LA RECUPERACIÓN DE NUESTRAS ISLAS MALVINAS ANIVERSARIO DE LA RECUPERACIÓN DE NUESTRAS ISLAS MALVINAS ...