3 de abril de 2015

ALMAS Y NACIONES POR EL MISMO CAMINO (XIV): UNO DA VIDA Y OTRO MUERTE



ALMAS Y NACIONES POR EL MISMO CAMINO (XIV): UNO DA VIDA Y OTRO MUERTE


 Debemos aceptar a Dios, Su Voluntad, en lo que nos pide que lo hagamos, porque ahí somos liberados de rebeldía, limpiados purificados y vencemos a los enemigos espirituales.

 Inconscientemente permanecemos en un esfuerzo desesperado por imponernos a Dios, vencerlo, dominarlo, controlarlo. No vemos esto, decimos que somos fieles, nos esforzamos por aparentarlo y por creerlo, por hacerlo ver y creer.

 Ocultamente, por detrás, en lo inconsciente, manipula el adversario y se sirve de nuestra oscuridad, impureza, miedo, preocupación, vicios, falta de amor a Dios, de esa rebeldía que decimos y fingimos no tener.

 Por se camino trabaja en contra nuestra y no lo notamos, simplemente continuamos pensando que pensar en sí mismo, cultivar el ‘yo’, es algo bueno, no vemos que es egolatría, narcisismo y verdadero satanismo.

 De esta manera crece la presencia del adversario, somos ciegos por creer mentiras y acabamos perdiendo el control de nuestra vida porque en y por medio nuestro vive el adversario, y encima, estamos orgullosos de ser orgullosos.

 Eso crece, se impone y termina dominándonos, controlándonos, disponiendo de nosotros, y por supuesto que obra para seguir creciendo, engordando, aumentando su presencia, de manera que somos mas y mas esclavos cuando supuestamente en el mundo mas y mas nos liberamos.

 Anulamos la Presencia de Dios, incluso hablando de Él todo tiempo y fingiendo que lo amamos, servimos, obedecemos, confiamos, etc., simplemente porque no le prestamos atención, no lo obedecemos, porque desatamos el orgullo y fermentamos en amor propio generando un deseo infernal de adoración.

 Debemos aprender a renunciara nosotros mismos, a buscar la Voluntad de Dios y a obedecerlo, ahí es donde crecerá la Presencia de Dios en nosotros, la que posibilita que crezcamos, evolucionemos, maduremos.

 La diferencia entre aceptar al adversario y dejarlo ser en nosotros y aceptar a Dios y dejarlo ser en nosotros esta en que satanás es un muerto, un abismo, entonces, finge que beneficia cuando en realidad consume, corrompe, destruye, aniquila, mientras que Dios Vive y comunica Vida, nos hace vivir, no necesita consumirnos como el cerdo infernal.

 Lo mismo sucede en las naciones, hay naciones perversas que poseen a otras, las corrompen, destruyen, aniquilan, corrompen, se sirven de sus recursos y después las descartan para poseer a otras naciones.

UNO CONTROLA ALMAS, OTROS NACIONES:

LAS NACIONES Y satanás:

satanás Y LOS DUEÑOS Y ADMINISTRADORES DEL MUNDO: http://jorgelojo12.blogspot.com.ar/2013/12/1771-satanas-y-los-duenos-y.html

ALMAS Y NACIONES POR EL MISMO CAMINO (I):

ALMAS Y NACIONES POR EL MISMO CAMINO (II):

ALMAS Y NACIONES POR EL MISMO CAMINO (III):

ALMAS Y NACIONES POR EL MISMO CAMINO (IV):

ALMAS Y NACIONES POR EL MISMO CAMINO (V):

ALMAS Y NACIONES POR EL MISMO CAMINO (VI):

ALMAS Y NACIONES POR EL MISMO CAMINO (VII):

ALMAS Y NACIONES POR EL MISMO CAMINO (VIII):

ALMAS Y NACIONES POR EL MISMO CAMINO (IX):

ALMAS Y NACIONES POR EL MISMO CAMINO (X):

ALMAS Y NACIONES POR EL MISMO CAMINO (XI):

ALMAS Y NACIONES POR EL MISMO CAMINO (XII):

ALMAS Y NACIONES POR EL MISMO CAMINO (XIII):

¿CÓMO AFECTAN LOS VICIOS A LAS ALMAS SIN DIOS?:

PODER DE satanás Y COMPLICIDA DE LAS ALMAS:

DESCANSAR DE LAS AMBICIONES:


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Qué hacer durante la cuarentena?, Proceso de purificación del alma y del cuerpo 12º Día de la cuarentena

¿Qué hacer durante la cuarentena?,   Proceso de purificación del alma y del cuerpo 12º Día de la cuarentena:   Cons...