4 de marzo de 2015

LA TIRANÍA DE LOS CERDOS



LA TIRANÍA DE LOS CERDOS


 En el proceso de la vida diaria, los cerdos van apropiándose de la revolución y terminan convirtiéndola en algo de su uso personal.

 Con el correr del tiempo van dejando demostrado lo que realmente son, unos cerdos inmundos aprovechadores que solo guardan un discurso, y a veces las apariencias, para engañar al resto de los animales de la granja revolucionaria.

 De a poco los cerdos van adquiriendo privilegios sobre los otros animales justificando tal hecho en su supuesta labor de suma importancia y que no se encuentra al alcance de los otros animales.

 Incluso se llegó a anular por completo la revolución y se instauró una república, hubo elecciones, se eliminó el himno y toda costumbre fue cambiada, pero los animales seguían creyendo en las bondades de su supuesto ser dueños de todo.

 Siempre se presentaron como pobres víctimas desvalidas queriendo dar lástima, lo que es bien satánico, infernal, propio de malditos desgraciados, como cuando decimos que se trata de lobos disfrazados de cordero.

 Quienes quieren dar lástima, son en realidad ególatras caprichosos infernales, bajo su máscara de pobres desgraciados, o de despreciados injustamente, o de sacrificados por el bien de otros, encubren que en realidad satisfacen su ego y conforman todos sus vicios abominables y siempre crecientes.

 A raíz de determinados hechos, los mandamientos son cambiados, modificados, subvertidos, rectificados, y siempre en provecho de los cerdos dominantes que se han constituido en dueños y beneficiarios de todo, incluso, de la vida de otros animales.

 De a poco los animales observan como el ideal revolucionario es solo eso, ideas voladas, una utopía irrealizable, pero siempre se auto-disciplinan diciendo que están mejor ahora que antes cuando administraban los humanos, y se niegan a ver la realidad.

 Pronto fueron los cerdos reformando el régimen e imponiendo una tiranía, todo en forma gradual, usando propaganda e intimidación, de manera que los opositores al régimen eran perseguidos y exterminados para que siguiera la histeria de la triunfante revolución.

 Los animales se creen dueños de la granja y de sí mismos, de su trabajo, etc., pero la realidad es horrenda, triste, amarga, abominable, se hallan en una situación peor a la anterior a la revolución.

 Lo esencial en este régimen infernal es el engaño, el imperio de la mentira, la desdibujación de la realidad, por ello es de capital importancia la propaganda oficial, un charlatán que dice la verdad que debe creerse, y hasta como tienen que interpretarse los hechos realmente.

 Son infaltables en tal sentido las estadísticas complicadas que nadie entiende, pero que parecen indicar que todo siempre esta mejor, aunque la realidad diga otra cosa.

 Cuando llegaban tiempos de ruina, miseria y escasez, se redoblaban los desfiles, las fiestas y cantos para desviar la atención, atontar y para crear la falsa apreciación de felicidad. (Considerar que la escasez nunca afectó a los cerdos que se reproducían sin cesar y engordaban desmesuradamente).

 La realidad queda expresada por el autor en esta frase: “La granja se había enriquecido sin enriquecer a los animales, excepto a los cerdos que se adueñaron de la rebelión”.

 Los cerdos no producían nada, pero consumían mas que todos, y esto lo justificaban diciendo que era necesario para mantener la revolución, como cuando los dictadores democráticos se convierten en cerdos delincuentes millonarios empobreciendo al pueblo, saqueando la nación y sometiendo el país al extranjero rapaz.

 Los cerdos quisieron asegurase el control de la revolución en su provecho, por ello solo ellos aprendieron a leer y escribir.

 También redujeron los siete mandamientos a una sola máxima para quienes no podían memorizarla: “Cuatro patas sí, dos no”. Posteriormente la modificaron para adecuarla a la nueva realidad, y usándola como jaculatoria lava-cerebros: “Cuatro patas sí, dos mejor”, pues los cerdos habían aprendido a caminar en dos patas.

 La actividad de los cerdos cambió, mutó, dejó de ser la de administrar a sus iguales para convertirse en un ejercer su poder contra sus iguales, reducirlos a la esclavitud, acrecentar los privilegios propios y mantener el engaño, la farsa revolucionaria.

 Siempre se espantaba a los animales diciéndoles que el humano volvería y que perderían los beneficios de la revolución, exigiéndoles sacrificios y entregas para satisfacer los siempre crecientes vicios de los cerdos.

 Cómodos, ignorantes, agotados por el esfuerzo del trabajo, y sin los nutrientes necesarios, se hallaban los animales como drogados, verdaderamente se ejercía contra ellos un control mental y repetían las mentiras queriendo creer que era realidad la fantasía, negándose a ver la realidad de lo que padecían.

 Considerar como sucede lo mismo en la actualidad, y no solo acá, sino en cualquier régimen revolucionario, socialista, comunista, supuestamente ‘democrático’.

CONSIDERAR ESTOS TRES PUNTOS SOBRE LA REALIDAD NACIONAL:

PRÓXIMO GOBIERNO, BRICS Y NUEVO ORDEN MUNDIAL:

¿GOLPE, AUTOGOLPE O CAMPORIZACIÓN DEL GOBIERNO?:

ES TRAICIÓN, NO GOLPE O AUTOGOLPE:

ES PROBABLE QUE PRONTO OCURRA LO SIGUIENTE

Y ASÍ SE CUMPLIÓ EL PLAN ANDINIA, KRISTINIA LO HIZO:

PLAN ANDINIA, ¿CÓMO SE VA A CUMPLIR?:

PSICOPATÍA DEMOCRÁTICA:

ALGO QUE LA PRESIDENTE NO SABE, ¿DE DÓNDE LE LLEGÓ LA ESTOCADA FINAL?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

REVELACIÓN-PRUEBA-REMEDIO, ES LA HORA DE DIOS Lo que sucedió con los ángeles y con el pueblo del antiguo testamento, es lo que sucederá con el pueblo del nuevo testamento

REVELACIÓN-PRUEBA-REMEDIO, ES LA HORA DE DIOS Lo que sucedió con los ángeles y con el pueblo del antiguo testamento , es lo que s...