23 de marzo de 2015

ESA ALMA ES UNA MALDICIÓN (50): ABANDONARÁ PRONTO LA TIERRA PARA BIEN DE MUCHOS



ESA ALMA ES UNA MALDICIÓN (50): ABANDONARÁ PRONTO LA TIERRA PARA BIEN DE MUCHOS


 Pueden las almas hacer de sí lo que se les ocurra, lo que no pueden hacer es pretender disponer de otras o imponerse a Dios. Esto significa que pueden arruinarse la vida en el mundo y para toa la eternidad como se les antoje según sus caprichos pero no tienen derecho a arruinársela a otros y mucho menos por toda la eternidad.

 Las almas son libres, tienen libre albedrío sobre la tierra para conducirse, pero deberían reconocer que necesitan de Dios, eso las dotaría de humildad y ahí adquirirían Vida Eterna porque Dios mismo permanecería en ellas.

 Las almas no eligen a Dios, usan su libertad para corromperse, o peor, para corrompe a otras almas, someterlas infernalmente, humillarlas y servirse de ellas. Eso dicen que es libertad, pero es libertinaje perverso y demoníaco.

 Cada cual puede perderse si quiere, pero no puede perder a otros, mucho menos impedirles que se dirijan a Dios.

 Si un alma intenta perder a otras o si impide que otras se acerquen a Dios, están peleando directamente contra Dios. Por mas que se sientan fuertes en sus caprichos, son engañadas por su orgullo y el adversario que corren a su autodestrucción.

 Se destruyen porque chocan contra Dios. Si se estrellan contra una pared, por mas que insistan, no van a poder atravesarla, ni destruirla, pero en el intento irán destruyéndose un poco cada vez que choquen.

 Chocar contra Dios es fulminarse contra La Luz, es reducirse a polvo, y no es Dios el que ha castigado.

 Impedir la Presencia de Dios es impedir la Vida de Dios en las almas y en el mundo. Eso provoca que el alma quede sumergida en la muerte eterna. El alma orgullosa, rebelde, que se ahora a sí misma, por mas que diga amar a Dios, no lo hace ni lo hará, es un abismo desolado, un infierno encarnado.

 Esa alma esta perdida, es fuente de perdición, pero como cuida las apariencias, engaña, entonces, finge amar a Dios y servirlo arrastrando a las almas a la perdición, a su mismo abismo, a compartir su delirio, fantasía, histeria.

 El alma que dice amar a Dios, pero que desea ser aceptada, adorada, que es orgullosa hasta la médula quedando renegrida su consciencia, es una perdición en sí misma, por ello es que, si dice amar a Dios, engaña y no solo se pierde, sino que es responsable por perder a otras almas.

 Esto motiva que, por misericordia Divina, abandone pronto la tierra para que no pueda seguir engañando y perdiendo a las almas, para que no siga consagrándolas a satanás.

ESA ALMA ES UNA MALDICIÓN (49):

ESA ALMA ES UNA MALDICIÓN (50):



DIRECCIÓN DE TODAS LAS ENTRADAS CON EL TÍTULO: “ESA ALMA ES UNA MALDICIÓN”:

Un abismo caminante:

Almas que apestan a demonios:

Una lamentable narcisista:

Una inútil violenta:

ENCERRADA EN UN SUBMUNDO:

MUCHO MAS ABAJO QUE CUALQUIER OTRA CRIATURA:

Almas de estos tiempos:


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

ALMAS ESCLAVIZADAS, VAN A TENER QUE ESFORZARSE PARA LLEGAR A SER LIBRES, EL ADVERSARIO RETOMA EL PODER Y REINA

ALMAS ESCLAVIZADAS , VAN A TENER QUE ESFORZARSE PARA LLEGAR A SER LIBRES, EL ADVERSARIO RETOMA EL PODER Y REINA 1.-   Por el...