16 de marzo de 2015

DEL HOMBRE AL CERDO Y DEL CERDO AL HOMBRE



DEL HOMBRE AL CERDO Y DEL CERDO AL HOMBRE


 Desde que la nueva ley dice que todos los animales son iguales, pero algunos son mas iguales que otros, el régimen cambió definitiva y groseramente.

 Los cerdos ya no solo caminaban en dos patas como los enemigos, los humanos, sino que hasta se vestían como éstos, usaban látigo, algo odiado por los animales, tenían radio, se suscribieron a periódicos, y demás cosas propias de los humanos.

 Llegó el momento en el que los animales trabajan como esclavos y no sabían a quien temer mas, si a los humanos de antes de la revolución, o si a los cerdos de la revolución.

 Una comitiva de humanos de granjas vecinas fue invitada a inspeccionar la granja animal. Se reunieron con los cerdos que residían en la casa a sus anchas desde hacía tiempo.

 Se sorprendieron ante el progreso y la eficiencia del régimen, incluso notaron que los animales de la granja animal, la revolucionaria, producían mas y consumían menos, y encima, se decían ‘felices’, de manera que pasaron a admirar a los cerdos y entenderse con estos como con iguales.

 Se hallaban reunidos en clima festivo en la casa, bebían y se prodigaban honores, alabanzas, lisonjas repugnantes mutuas tanto cerdos como humanos. Brindaron y ahí el cerdo napoleón anunció que la granja se volvería a llamar ‘manor’, porque ese era su nombre original y correspondía preservarlo.

 Los animales que contemplaban todo esto por la ventana se retiraban confundidos, hasta que de repente hubo peleas en la casa y volvieron para ver algo mas espeluznante aun:

 Pasaban la mirada del hombre al cerdo y del cerdo al hombre, pero ya no podían distinguir quien era uno y quien era otro.

 Ya los animales no podían distinguir entre los odiados y temidos enemigos, la humanidad, y sus dominadores, autoridades, los líderes, eran demasiado iguales, mas iguales que otros.

 En este punto nos encontramos hoy en día, el régimen dictatorial democrático, hoy kirchnerista, demonizó la dictadura, alzó a guerrilleros, los subvencionó y los convirtió en funcionarios.

 También divinizó a los delincuentes. Reformó todas las leyes, los códigos.

 La maldita secta satánica-masónica ‘la cámpora-cámpola’, se halla infiltrada en todo el estado, en toda organización, institución, dependencia, organismo, etc., hasta en empresas privadas.

 El régimen es tan igual a la dictadura que demoniza que la seguridad del acto presidencial de hoy, la apertura de cesiones legislativas, estuvo a cargo de la casa militar, no de la seguridad del congreso.

 Tan igual a su enemigo es que los opositores mueren en accidentes o se suicidan, y todo siempre es casualmente conveniente a la continuidad del régimen.

 Existe un poder legislativo, pero todo lo que el régimen infernal-dictatorial quiso imponer aun contra la voluntad del pueblo, lo consiguió, lo convirtió en ley, de manera que es como si la función legislativa no existiese. Antes hubo otro dictador que decía: “Si no me lo aprueba el congreso lo mando por decreto”.

 Existe un poder judicial, pero siempre fue socio-cómplice del régimen, solo ahora ha reaccionado un poco cuando perdieron el poder por las leyes que han sido reformadas, los jueces ya no tienen poder político ni controlan su propia caja, ahora todo depende de los fiscales y de la cámpora-cámpola.

 Y si esto no fue suficiente, considerar que lo que viene es peor, se viene “1984”.

CONSIDERAR ESTOS TRES PUNTOS SOBRE LA REALIDAD NACIONAL:

PRÓXIMO GOBIERNO, BRICS Y NUEVO ORDEN MUNDIAL:

¿GOLPE, AUTOGOLPE O CAMPORIZACIÓN DEL GOBIERNO?:

ES TRAICIÓN, NO GOLPE O AUTOGOLPE:

ES PROBABLE QUE PRONTO OCURRA LO SIGUIENTE

Y ASÍ SE CUMPLIÓ EL PLAN ANDINIA, KRISTINIA LO HIZO:

PLAN ANDINIA, ¿CÓMO SE VA A CUMPLIR?:

PSICOPATÍA DEMOCRÁTICA:

ALGO QUE LA PRESIDENTE NO SABE, ¿DE DÓNDE LE LLEGÓ LA ESTOCADA FINAL?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Qué hacer durante la cuarentena?, Proceso de purificación del alma y del cuerpo 12º Día de la cuarentena

¿Qué hacer durante la cuarentena?,   Proceso de purificación del alma y del cuerpo 12º Día de la cuarentena:   Cons...