10 de febrero de 2015

SI NO RENUNCIAMOS A LA COMPLICIDAD CON EL ADVERSARIO, SEREMOS SUS ESCLAVOS AHORA Y PARA SIEMPRE



SI NO RENUNCIAMOS A LA COMPLICIDAD CON EL ADVERSARIO, SEREMOS SUS ESCLAVOS AHORA Y PARA SIEMPRE


 No podemos ser liberados de vicios, ambiciones, perversiones, depravaciones, corrupciones e inmundicias porque no queremos, porque nos complacemos en ellas y las disfrutamos, porque nos sentimos a gusto siendo cómplices de satanás.

 Mientras seamos cómplices de satanás, vamos a continuar estando a merced de sus caprichos y vamos a seguir en el camino de la esclavitud de sus ambiciones, de manera que en sus delirios nos perderemos satisfaciendo al enemigo, a aquel que desea destrozarnos.

 Nosotros mismos debemos querer vernos libres, tenemos que querer renunciar a todas esas inmundicias infernales que fingimos disfrutar, que nos dejan vacíos y que nos someten a los demonios arrastrándonos a la perdición eterna.

 Esto requiere un real combate espiritual porque los demonios no nos van a soltar, liberar, al contrario, se van a empecinar en someternos, aplastarnos, esclavizarnos, retenernos e imponernos que seamos esclavos suyos y nos dejemos robar la vida, succionar vitalidad.

 Debemos buscar decididamente la Voluntad de Dios, discernirla, obedecerlo-seguirlo, Él nos va a conducir a la victoria, a que venzamos y desterremos a los enemigos espirituales que nos atormentan, esclavizan, corrompen, arruinan y conducen a la perdición infernal.

 Debemos querer ser hijos de Dios, ser libres de los engaños de los demonios, esforzarnos por conseguirlo, no va a llover la libertad del cielo, El Señor sí nos va a ayudar, pero no nos vamos a despertar un día y vamos a ser libres de los demonios que no dejamos de elegir porque somos cómplices de quienes nos esclavizan, elegimos vicios, ambiciones y perversiones antes de elegir a Dios, Su Voluntad, la Verdad.

 Si continuamos siendo cómodos ególatras infernales que no se vencen a sí mismos, que no renuncian a satanás y sus demonios, que no renuncian al mundo y sus tentaciones, que no renuncian a la carne y sus vicios, que no renuncian a la muerte eterna ni al traidor del ego, que se dedican a conquistar el mundo, a construir una imagen y a hacerse adorar, vamos a pudrirnos en vida por mas que nos quejemos, lamentemos y acusemos a otros de lo que padecemos.

 Somos nosotros los que debemos renunciar a las inmundicias infernales, a la complicidad con los enemigos y comenzar a trabajar con El Señor para llegar a ser verdaderamente libres, para tener esa libertad de hijos de Dios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

REVELACIÓN-PRUEBA-REMEDIO, ES LA HORA DE DIOS Lo que sucedió con los ángeles y con el pueblo del antiguo testamento, es lo que sucederá con el pueblo del nuevo testamento

REVELACIÓN-PRUEBA-REMEDIO, ES LA HORA DE DIOS Lo que sucedió con los ángeles y con el pueblo del antiguo testamento , es lo que s...