28 de mayo de 2014

LOS TRES DÍAS DE TINIEBLAS



LOS TRES DÍAS DE TINIEBLAS

Consta de cuatro consideraciones:

1.- LOS ESTAMOS LLAMANDO

2.-TRANSFORMA TODO EN NADA

3.- SI NO SE ESFUERZAN, TAMBIÉN SE PERDERÁN

4.- ¿MORIRÁN SOLO LOS MALOS?

1.- LOS ESTAMOS LLAMANDO

 Los tres días de tinieblas, el gran castigo final, son terribles, es una ausencia de Dios única e reproducible en la que satanás es liberado como dice el Apocalipsis.

 Es el momento final del combate espiritual, previo a que sea capturado y echado para siempre.

 Por supuesto que son días en los que goza de impunidad total, no hay límites para sus acciones, puede hacer en el mundo y de las almas cuanto se le ocurra, con lo que ello implica.

 Las almas estarán completamente desoladas, absolutamente vacías, dirán sentirse bien, no tener problemas, pero es porque no entienden nada de cuestiones espirituales, se han vuelto voluntariamente ignorantes de las realidades en las que debían señalarse.

 Sentirán fuerza, aparente bienestar, pero estarán como poseídas, llenas de furia, rabia, odio, maldad, serán sumamente severas y despiadadas, no les interesará nada, y peor aun, encontrarán gusto en la maldad, en romper, corromper, destruir.

 Serán orgullosas ciegas malditas despiadadas, se dirán autosuficientes, pero carecerán de sensibilidad, sentimientos, razonamiento, solo tendrán orgullo, odio y vicios, mientras la severidad se notará en sus ojos fríos y oscuros como la noche de la mas terrible tormenta jamás conocida.

 Incluso habrá como destellos en sus ojos, los rayos de furia que brotarán en cada dificultad, revés, contratiempo. Irán de tropiezo en tropiezo y solo maldad vomitarán por su boca podrida.

 Pronto perderán el control de su vida, sus acciones serán destructivas y autodestructivas, no habrá consuelo ni alivio alguno, solo encontrarán cierto desahogo en la maldad que vomitan no comprendiendo que así generan el doble.

 Las almas se autodestruirán, se aniquilarán como si de bestias infernales se tratase, el amor estará completamente ausente, la paciencia desaparecerá por completo, y finalmente, las almas se retorcerán con su propia furia buscando una excusa para vomitar odio.

 Verdaderamente será un infierno en el interior de cada uno, como en el mundo, y lo grave es que no falta mucho, lo estamos buscando, provocando precipitando al desechar a Dios y no buscarlo, al extinguir el amor y no generarlo.

2.-TRANSFORMA TODO EN NADA

 Cuando lleguen los tres días de tinieblas, las almas se deformarán bestialmente en forma definitiva, porque no habrá límite alguno ni posibilidad ya de volver atrás.

 Actualmente se van deformando al renegar de Dios, prescindir de Él, oponerse a Su Voluntad, entregarse a vicios, pero en aquel tiempo todo será bestial y multiplicado miles de veces.

 Al ir prescindiendo de Dios, al oponerse a Su Voluntad, generan su ausencia, producen su alejamiento y el hundimiento de la humanidad en el abismo de tinieblas. Cuanto mas lo rechazan y reniegan de Él, mas se agrava la situación, entonces, corrido el tiempo ya no solo no tendrá arreglo o solución volviéndose irreversible, sino que se tornará gravísima.

 Las almas no tendrán reposo ni de día ni de noche la furia arderá en ellas maltratándolas, volviéndolas histéricas y no pudiendo ni calmarse ni contenerse en su alteración irán generando mas y mas furia.

 Se sentirán fuertes, grandes, poderosas, incluso absolutamente insuficientes, no tendrán necesidad de comer ni de dormir y les parecerá eso bueno pero la realidad es que están alteradísimas, encendidas en ira, llenas de furia.

 Eso es grave porque se están consumiendo, se auto-consumen para mantener esa fuerza, entonces, la fingida fortaleza y autosuficiencia las extermina, desbasta, consume, las deja reducidas a polvo y cenizas.

 No van a rezar, orgullosas se sentirán de no necesitar de Dios. Si alguna tuviese costumbre de hacerlo, no tendrá ganas ni fuerzas. Si no obstante hiciera alguna el esfuerzo de orar, esas oraciones serían absolutamente inútiles.

 Serian inútiles como un grito en medio de un mar tormentoso, no llegarían a ningún lado, el alma misma sentiría la inercia y desazón, una aridez incluso del doble a la que padecía previamente.

 Una vez que se vean consumidas, se desplomaran y ahí conocerán angustias, dolores, miserias propias a las que se han reducido auto-consumiéndose, autodestruyéndose.

 Ahí ni el alimento ni la bebida servirán de algo, el alma es un abismo, es como un agujero negro en el espacio, todo lo consume, devora, extingue, transforma en nada.

3.- SI NO SE ESFUERZAN, TAMBIÉN SE PERDERÁN

 En el gran castigo, los tres días de tinieblas finales, las almas estarán solas en sí mismas, con lo que son, con lo que han buscado, acumulado, hecho, etc., ahí estarán frente a frente consigo en la mas absoluta desolación.

 Pero ese vacío-ausencia de Dios, no impide sino que favorece que estén a merced de la serpiente infernal. Escucharán su silbido seductor, sentirán su encantamiento y se entregarán a sus manipulaciones.

 Acá es donde las almas que han renegado de Dios quedan totalmente a merced de satanás, el adversario las toma por completo, las hace suyas, se funde con ellas.

 Como estarán las almas solas y a solas consigo mismas, sin nada mas que aquello que son, las que acumularon vicios los verán desbordarse y multiplicarse exponencialmente perdiendo por completo el control.

 No tendrán freno alguno, al contrario, planearán maldades y disfrutarán ejecutándolas. Planearán maldades cuando no las estén cometiendo, porque la maldad será la única actividad, será el imperio del odio.

 Las almas mas puras sufrirán menos porque tendrán menos impurezas que ardan y se descontrolen, mientras que las impuras padecerán como en el infierno mismo, pero momentáneamente no les interesará ni lo notarán porque estarán empeñadas en obrar mal, en dedicarse a vicios e inmundicias perversiones, depravaciones y odios y furias.

 Por momentos parecerá no haber tiempo, después el tiempo parecerá eterno, y al final las almas no sabrán ni que hacer, el desconcierto será grande, la confusión una constante, pero tampoco importará mucho esto porque continuarán empeñadas en odiar.

 Tanto las almas mas puras como las menos puras padecerán estos tres días de tinieblas, pero para las mas santas les servirá para purificarse si perseveran, mientras que para las perversas les servirá para depravarse mas.

 Por supuesto que deberán las almas hacer un esfuerzo increíble, nunca conocido, sin comparación para perseverar  no corromperse mas de lo que están, pero será ese esfuerzo el que las limpiará, purificará y las preparará para que lleguen a ser verdaderamente libres.

 Si no se esfuerzan, si no perseveran, también las que eran mas puras se perderán.

4.- ¿MORIRÁN SOLO LOS MALOS?

 En los tres días de tinieblas las alma estarán a solas con lo que son, con aquello en lo que se han convertido renegando de Dios, prescindiendo de Él, dedicándose a cultivar el orgullo.

 No terminarán hasta que hagan un esfuerzo por volver a Dios o se pierdan definitivamente, no va a haber punto medio.

 En ese momento podrán comprender las almas que eso es lo que realmente son y solo el principio de lo que serán y padecerán por toda la eternidad.

 Por supuesto que habrá guerras, y lo mas probable es que se empleen armas nucleares produciéndose un gran exterminio en la humanidad.

 ¿Van a morir solamente los malos como se dice?, Como sucede con todas las profecías, no deben tomare al pie de a letra, recordar el error del pueblo del antiguo testamento que teniendo al Señor delante no lo supo ni lo quiso ver apegado a interpretaciones literales.

 Van a morir malos y buenos, las armas nucleares no van a discriminar, ni siquiera las químicas ni las bacteriológicas.

 Eso que se dice que morirán todos los malos debe entenderse que morirán definitivamente en el espíritu, que quedarán sellados y fundidos con satanás perteneciéndole desde ese momento y para siempre.

 Aun estarán sobre la faz de la tierra, pero ya no tendrán posibilidad de convertirse porque habrán elegido perderse y reconfirmado esa elección, o sea, habrán alcanzado la pre-condenación.

 No molestarán al resto aunque no desistirán de su maldad una vez alcanzado el fin de los tres días de tinieblas.

 Esto se deberá a que quedarán trabados y atrapados ahí, chocarán con su propia torpeza y todos sus planes se desarmarán y se les volverán en contra hasta que acaben de abandonar la tierra, es decir, hasta que terminen su paso por el mundo, su estadía en el tiempo.

 Mientras tanto, las almas mas puras que usaron ese tiempo para perseverar y esforzarse en amar a Dios, saldrán purificadas totalmente entrando en única comunión única con Dios, serán pre-santificadas como los apóstoles en Pentecostés.

 De ahí en adelante lo único que harán es crecer en santidad y perfección porque ya no podrán rebelarse, oponerse ni renegar de Dios, estarán fundidas, selladas y definitivamente unidas con Él, y como dice el Apocalipsis, Dios mismo y el Cordero habitarán en ellas y entre ellas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Qué hacer durante la cuarentena?, Proceso de purificación del alma y del cuerpo 12º Día de la cuarentena

¿Qué hacer durante la cuarentena?,   Proceso de purificación del alma y del cuerpo 12º Día de la cuarentena:   Cons...