24 de mayo de 2014

Lección Nº 1330, SOBRE LA PERFECCIÓN



Lección Nº 1330, SOBRE LA PERFECCIÓN

 Construimos una falsa perfección basada en hacer o no hacer, dejando lo esencial de lado. Lo esencial es el amor, no amamos a Dios, nos preocupamos por nosotros mismos, y lo que hacemos, lo hacemos por orgullo.

 Construimos una apariencia de espiritualidad, santidad, perfección, pero es solo fantasía, un verdadero sepulcro, no es el resultado de un verdadero amor a Dios.

 Orgullosos de lo que hacemos nos presentamos ante Dios demandando adoración, esperando felicitación, poniendo de manifiesto que nos mueve el egoísmo y que lo hacemos por orgullo-amor propio.

 La verdadera perfección es fruto del amor, porque Dios Es Perfección y Dios y Es Amor, entonces, solo amando alcanzamos la perfección, o sea, la semejanza con Dios.

 Amando entra Dios en nosotros, Su Espíritu Que Es Amor y amando entonces Vive Dios en nosotros. Amar es la perfección, amarse a si mismo es la imperfección.

 Quien quiere construir perfección por sí y prescindiendo de Dios es imperfecto desde el principio porque esta prescindiendo de Aquel Que Es la Perfección.

 Construir una perfección por sí es levantar una torre de babel, una montaña de orgullo y es practicar la autocontemplación, es el principio del fin, una ruina, un círculo que se cierra autodestruyéndose, consumiéndose, extinguiéndose.

 Podemos llegar a ser perfectos según el mundo, o según nuestra idea, pero eso nada tiene que ver con la perfección real, verdadera, e Dios, la que Él hace al Vivir en nosotros.

 Notar que la perfección que construimos por nosotros mismos encierra el miedo, el mismo miedo nos ahoga y por ello es que buscamos ser adorados y suplicamos no ser despreciados, nos lamentamos si lo somos mientras fingimos que no nos afecta ni nos interesa.

 Para ser perfectos según el mundo debemos ser orgullosos, sin-Dios, viciosos, ególatras, corruptos, desamorados. El mundo acepta y celebra a los que son como él, por ello es que si queremos su aprobación, reconocimiento, adoración, debemos ser incluso peor que éste.

 Nada de eso tiene que ver con Dios, por ello es que si deseamos amar a Dios en verdad, la perfección que buscamos es absolutamente diferente, es aquella que Dios hace en nosotros al ser recibido y hallarse Vivo y Presente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

APP CUIDAR = MARCA DE LA BESTIA, 666

APP CUIDAR = MARCA DE LA BESTIA , 666   No es casualidad que justo cercano a la fiesta de Pentecostés , el gobierno dictador demo...