12 de febrero de 2014

Lección Nº 894, PRACTICANTES DEL AGNOSTICISMO



Lección Nº 894, PRACTICANTES DEL AGNOSTICISMO

 Mientras somos rebeldes contra la Voluntad de Dios, continuamos padeciendo la desolación, su ausencia, y es lógico, porque estamos manifestando que no lo queremos como Dios, solo cuando hay conversión y volvemos a Él, Él Vuelve a nosotros.

 La cuestión no es simple como decir, ‘yo creo’ y se acabó la desolación, hay que hacer un esfuerzo real, tiene que haber verdadera perseverancia, tenemos que buscar a Dios con sacrificio.

 Esto se debe a que hay que vencer la tentación del adversario que desea retenernos en tinieblas para poder seguir devorándonos, para poder continuar satisfaciéndose a costa nuestra como el maldito zángano que es que permaneció colgado al alma succionándonos vida.

 También hay que vencer aquello que se ha generado en nosotros: la orgullo que hemos acumulado, así como los vicios que hemos alimentado y las rebeldías que hemos apañado.

 Es todo un trabajo de limpieza, purificación, algo que no se hace de un momento a otro, que implica vencer a los enemigos espirituales librando un real combate espiritual, y que requiere paciencia, esfuerzo, perseverancia, negación de sí para permanecer fieles a Dios verdaderamente y no solo de la boca hacia fuera.

 Tenemos que perseverar en la oración, hacer un esfuerzo real por buscar la comunión real con Dios, y por permanecer fieles en El Camino. No es fácil, pero si amamos a Dios, no es imposible.

 Acá es donde las almas se van, retroceden, apartan, desvían, se convierten en traidoras, hipócritas, etc., porque nadie quiere amar a Dios con verdadero heroísmo, con un sacrificio místico, incruento, real y perseverante, son pocas las almas que abrazan La Santa Cruz.

 De Dios todos hablan, sobre él se dice cualquier cosa, pero son pocas las almas que verdaderamente aman a Dios, son pocas las almas que renuncian a sí mismas, a la voluntad propia para buscar a Dios primero, y para obedecerlo también.

 Muchas almas que dicen amar a Dios se quedan a mitad de camino, adquieren conocimientos de Él, pero no hacen experiencia de Él, y esto se debe a que no lo aman y no llegan a correr el velo, no pueden ver la Verdad que dicen creer, y mucho menos vivirla.

 Dios Vive, El Señor Vive y Reina, pero para muchos es un ausente, son muchas las almas que practican el agnosticismo, incluso mientras continúan sosteniendo que tienen fe.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Qué hacer durante la cuarentena?, Proceso de purificación del alma y del cuerpo 12º Día de la cuarentena

¿Qué hacer durante la cuarentena?,   Proceso de purificación del alma y del cuerpo 12º Día de la cuarentena:   Cons...