19 de diciembre de 2013

Lección Nº 619, VAGANDO EN LAS TINIEBLAS



Lección Nº 619, VAGANDO EN LAS TINIEBLAS

 Resuenan varias voces en el interior, sentimos diferentes pensamientos, pero como no buscamos la Voz de la Verdad, la Voz de Dios, permanecemos a oscuras dominados, sometidos y manipulados por cualquier espíritu inmundo que pueda imponerse, prevalecer, reinar, dominar.

 Deberíamos buscar la Voluntad de Dios, colaborar en la Revelación del Señor, en Su Venida a nosotros y al mundo, pero como no lo buscamos ni lo queremos recibir, como no lo obedecemos ni nos interesa, permanecemos a oscuras y a merced de quienes en las tinieblas reinan.

 Como no admitimos la posibilidad de que El Señor Se Revela, no colaboramos en Que lo Haga, entonces, estamos privados de Dios por elección propia, no nos encontramos en comunión con Él, solo tenemos apariencias, superficialidades, hipocresías, fingimientos.

 Las tinieblas las provocamos nosotros cultivando el orgullo, dedicándonos al amor propio, hirviendo desesperados por prevalecer, reinar, dominar, imponernos, someter y humillar, hacernos valer y obedecer, cosas perversas, las malas obras de las tinieblas por las que en la Primera Venida rechazaron al Señor.

 Como no le prestamos atención a Dios, no vemos ni comprendemos, nos movemos a oscuras en medio de las tinieblas, sucediéndonos lo que es lógico, evidente e inevitable a tal proceder.

 Si prestásemos un poco de atención al Señor, si levantásemos la cabeza y buscásemos Su Revelación, seríamos Guiados por Él, pero como no lo hacemos ni nos interesa obedecerlo, continuamos vagando en tinieblas, andamos errantes exponiéndonos a todos los que ahí abajo quiere devorarnos-destrozarnos.

 Coherentemente en el mundo no nos exponemos a peligros graves donde podemos perder la vida o vernos seriamente lesionados o afectados en nuestros bienes e intereses, pero espiritualmente obramos completamente al revés, andamos a oscuras, no queremos escuchar El Consejo del Señor, y orgullosamente decimos, ‘yo se’.

 El problema es que estamos desesperados por prevalecer e imponernos, y esto se debe a que buscamos o construimos una falsa seguridad, y eso lo hacemos porque nos domina-ahoga-sofoca el miedo, la preocupación por nosotros mismos.

 Surge miedo en las almas cuando éstas se apartan de Dios, cuando se olvidan de Él y solo piensan en sí mismas, y dominadas-controladas-sometidas por el miedo, las almas se vuelven egoístas porque se dedican a sí mismas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

02 Abril, ANIVERSARIO DE LA RECUPERACIÓN DE NUESTRAS ISLAS MALVINAS

02 Abril, ANIVERSARIO DE LA RECUPERACIÓN DE NUESTRAS ISLAS MALVINAS ANIVERSARIO DE LA RECUPERACIÓN DE NUESTRAS ISLAS MALVINAS ...