11 de diciembre de 2013

Lección Nº 575, IGUALDAD



Lección Nº 575, IGUALDAD

 Todos nos encontramos en forma general o particular-personal, ante situaciones que nos desbordan, superan, humillan, vencen y descontrolan, esto provoca que las almas se esfuercen por prescindir de Dios cuando mas deberían elegirlo.

 Todos conocemos por amarga y dolorosa experiencia la fragilidad de nuestra vida que en un instante se desordena, descontrola y cambia de rumbo abruptamente. Todos vemos-padecemos un horrible embate infernal en el que nos vemos humillados, vencidos y maltratados, donde padecemos injusticias y sufrimos lo indecible.

 A todas las almas les toca en mayor o menor medida y de una manera o de otra esta oleada infernal, porque satanás y sus huestes andan sueltas saqueando el mundo destrozando a las almas, consumiéndolas y descartándolas.

 Acá es que puede incluso realizar acusaciones falsas en las que nos hace aparecer como culpables, solo porque quiere que lo seamos, porque desea hundirnos en el abismo y destrozarnos.

 Lo que persigue es imponer una confirmación de su elección a las almas, es decir, reclama adoración para su orgullo y esta tratando de imponer que las almas se dobleguen, se postren y lo adoren.

 Eso hacen las almas cuando se eligen a sí mismas, cuando eligen el ‘yo’, renegando de Dios, prescindiendo de Él, apartándose de Su Voluntad, o peor, queriendo creer que esos caprichos que concretan son cosa de Dios o para Él.

 Por orgullo, por conformar su ego, por saciarse y satisfacerse, también para acallar su miedo e intentar liberarse de dudas, el adversario quiere imponer a las almas humillaciones y postraciones para obtener que lo adoren y le demuestren fidelidad.

 Ante tales ataques, acusaciones, trampas reales en las que las almas aparecen como culpables o responsables aun no siéndolo, éstas se desesperan y acaban por perderse intentando defenderse de las acusaciones injustas y maliciosas.

 En vez de desesperarnos por tratar de demostrar que somos inocentes, que el adversario realiza escenificaciones y miente para lograr que seamos vistos como culpables y así, que seamos odiados, deberíamos hacer un esfuerzo por volver a Dios.

 Debemos vencer el miedo que nos ahoga-ahorca, que funciona como lazo con el que el adversario nos retiene en tinieblas sumergiéndonos en el abismo  sometiéndonos a sus caprichos para obligarnos a darle satisfacción a sus abominables ambiciones infernales.

 Somos nosotros los que debemos elegir ser libres, los que tenemos que empezar a buscar a Dios, al Salvador, El Señor, La Revelación Divina en la Que El Padre Envía al Hijo por El Espíritu Santo, justamente, para darnos el Divino Espíritu, El Que nos Comunica La Vida Eterna.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

ALMAS ESCLAVIZADAS, VAN A TENER QUE ESFORZARSE PARA LLEGAR A SER LIBRES, EL ADVERSARIO RETOMA EL PODER Y REINA

ALMAS ESCLAVIZADAS , VAN A TENER QUE ESFORZARSE PARA LLEGAR A SER LIBRES, EL ADVERSARIO RETOMA EL PODER Y REINA 1.-   Por el...