7 de diciembre de 2013

Lección Nº 574, LAS ALMAS SOLAS NO PUEDEN RESISTIR



Lección Nº 574, LAS ALMAS SOLAS NO PUEDEN RESISTIR

 Él Es Dios, desde siempre y para siempre, nada va a poder cambiar tal hecho, no hay que pueda mudar la naturaleza de las cosas, sin embargo, somos muy afectos a inventar superficialidades que encubran realidades, embustes que después nos esforzamos por creer y hacer creer.

 Cambiamos la vestimenta porque esta sucia, pero no nos limpiamos, o dicho de otra manera, lavamos la pared sin solucionar el problema de la humedad, entonces, los puntos negros van a volver a surgir.

 Mudamos de costumbres, pero no caminamos la esencia, estamos tan apegados a la vida en lo superficial que terminamos por creer que eso es vida, olvidando que el árbol vive de lo que no se ve.

 Nos esforzamos por aparentar sin llegar a ser nada en realidad, entonces, estamos construyendo un inmenso vacío, una deplorable desolación, la gran ausencia de Dio, en la que cualquier cosa puede suceder.

 Estando ausente Dios en el mundo y en las almas, ¿Qué puede suceder?, que el mundo se convierta en un gran incendio mientras almas demoníacas se desesperan por prevalecer, imponerse y hacerse obedecer.

 Se alza satanás y sale del infierno ardiendo en deseos de adoración, desesperado exige ser adorado dedicándose a imponer con cetro de hierro su reinado, aplastando, sometiendo, destruyendo, aniquilando a todo el que se oponga.

 Nada ni nadie puede oponérsele sin ser perjudicado, aplastado, sometido, destrozado, simplemente porque es la hora de la oscuridad, de las tinieblas, de satanás y sus anticristos, la hora de Dios ya pasó y no son muchas las almas que quisieron abrir sus ojos.

 Dios quiso evitar esta hora terrible, pero como ocurrió siempre, la humanidad no ha querido escuchar, entender, ver, comprender, mucho menos colaborar y volver al camino, entonces, el olvido de Dios se ha vuelto crónico y la rebeldía imparable.

 Las almas se ven dominadas, controladas, sometidas por aquello que en su interior se ha gestado, no son dueñas de sí, son arrastradas, llevadas, manipuladas por el abismo que han querido tener dentro al rescindir de Dios e impedir Su Revelación.

 Así es que terminan enterradas en tinieblas aun no queriendo, solas no pueden resistir el embate exterior de satanás e interior de su propia rebeldía-desolación, quedando por ello consagradas a la autodestrucción.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Qué hacer durante la cuarentena?, Proceso de purificación del alma y del cuerpo 12º Día de la cuarentena

¿Qué hacer durante la cuarentena?,   Proceso de purificación del alma y del cuerpo 12º Día de la cuarentena:   Cons...