6 de diciembre de 2013

Lección Nº 569, ¿CÓMO DETERMINA EL ORGULLO LA VOLUNTAD?, de tres maneras:



Lección Nº 569, ¿CÓMO DETERMINA EL ORGULLO LA VOLUNTAD?, de tres maneras:


A) Tres conductas puede tener el espíritu de orgullo-amor propio, o sea, tres comportamientos determina e impone a las almas prevaleciendo, haciendo que éstas se dediquen a satisfacerlo creyendo que se están satisfaciendo a sí mismas.


1) El espíritu de orgullo amor propio impone la voluntad, determina la conducta que lleva a que las almas desprecien a otras, les busquen defectos, fallas, algo con lo que acusarlas, despreciarlas, humillarlas.

 En esto esta ejerciendo una defensa del alma en apariencia, porque dice que lo hace por ella, y el alma lo cree, cree que se defiende-protege cuando en realidad esta defendiendo su abismo, el olvido y la negación de Dios, el espíritu de orgullo-amor propio.

 Acá el alma va por el mundo diciendo desesperada, preocupada por si, pero fingiéndose orgullosa y satisfecha, ‘no es mejor que yo’, ‘yo soy mejor’, ‘es un cúmulo de imperfecciones’, y cosas similares, acusando y despreciando a todos, incluso a Dios.

 No soporta que haya nadie igual, y mucho menso alguien superior, eso le da miedo, la asusta, porque temiendo por sí, se desespera por prevalecer suponiendo que de esta manera será adorada.

 No ve el alma que sus sentimientos y su voluntad misma, son determinados por el espíritu de orgullo por el que se deja abrazar, someter, dominar, cree que lo hace por su bien y no ve que lo hace por el bien de ese espíritu impuro, y por lo tanto, por su perdición.

 Acá el alma se dice a sí misma, ‘soy la mejor, soy adorable’, pero en realidad se lo dice a su orgullo-ego-amor propio, al abismo que lleva adentro, a ese espíritu que la domina-somete-esclaviza obligándola a vivir para morir, porque al obrar de esta manera el alma no ama, entonces, no vive, muere.


2) La segunda conducta o comportamiento que impone el orgullo-amor propio al alma, y que ésta acepta y ejecuta haciéndolo propio, no viendo que se hace propia de ese espíritu impuro que lleva encima en el lugar que debería tener a Dios, es la que se describe a continuación.

 Consiste en un autoconvencimiento de que el alma es requerida, necesitada, deseada. El alma se convence de que es necesitada por otras porque el orgullo-ego-abismo se lo dice.

 Esto es así porque ese espíritu impuro que tiene adentro y encima le dice tales cosas, que es adorable, deseable, admirable, perfecta, etc., para que el alma lo crea, se llene de orgullo, genere as amor propio, para que se consuma a sí misma ardiendo en deseos de adoración, y transformándose por ello en polvo y cenizas, en tinieblas y olvido de Dios, en un alma muerta, desamorada.

 Llega a morir el alma porque no ama ni quiere hacerlo, esta muy ocupada admirándose, adorándose y empeñándose en obtener lo mismo de todos, porque cree la mentira, se convence de que es adorable y que merece serlo.

 Eso cree porque quiere creerlo, porque tiene miedo y cree que convenciéndose de ser adorable, va a liberarse del miedo, no viendo que se dedica a mendigar servilmente adoración haciendo lo mismo que satanás, prometer cualquier cosa con tal de obtener satisfacción para su deseo ardiente de adoración.


3) La tercera conducta que impone el espíritu de orgullo-amor propio, de miedo o preocupación por sí, imponiendo o generando una voluntad que el alma abraza como propia no queriendo ver que así es como ella termina siendo propia de ese espíritu impuro, es la que sigue:

 Consiste en que el mismo espíritu de orgullo la humilla, somete y desprecia, la aplasta, rebaja, ningunea, etc., porque así la demuele, la priva de voluntad propia, y luego, le ofrece como alternativa la suya como si fuese una salvación.

 Un alma así sometida, hace lo mismo a otras, las hace sentir vergüenza, miedo y culpa de tener vida o voluntad propia, las ataca en esa, su libertad, porque esta desesperada por imponer la voluntad propia, por lograr hacerse obedecer.

 Quiere hacerse obedecer porque así se asegura de que es amada, aceptada, tomada en cuenta, etc., esta buscando, mendigando, que se ocupen de ella.

 Siempre el mecanismo que emplea es el mismo, convencer a otros de que su voluntad es mala para que tengan miedo-culpa, la desprecien, y luego imponerles como si fuese buena su voluntad que en realidad es mala porque es orgullosa, ambiciosa, perversa y dedicada a satisfacerla.

 Esa alma lo que hace al comportarse de esta manera es satisfacer su ego-orgullo, entonces, sirve a su espíritu impuro, el que, por supuesto, sirve a satanás, entonces, el alma que domina, somete, impera y prevalece, se consagra a satanás y también a todas las que les impone su voluntad porque su voluntad no es suya ni por el bien de nadie sino que es una voluntad que le impuso su abismo, su espíritu impuro de orgullo-miedo, el que tampoco tiene una verdadera buena voluntad, sino que es la voluntad del adversario, de satanás, su padre, a quien pertenece.


B) Un alma que tiene orgullo-amor propio, no es dueña de sí, es esclava de sí, de ese abismo que tiene en su interior, del vacío, la desolación, de la ausencia de Dios que ha buscado, querido y elegido, construido y preferido al hacer suya la voluntad de satanás, y no la de Dios.

 Ni siquiera ha buscado la Voluntad de Dios, y habiéndose topado con ella, ni la ha aceptado, continúa esforzándose por defenderse de ella, colaborando de esta manera con satanás en el acto de rechazar a Dios y de relegarlo del mundo como de las almas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

02 Abril, ANIVERSARIO DE LA RECUPERACIÓN DE NUESTRAS ISLAS MALVINAS

02 Abril, ANIVERSARIO DE LA RECUPERACIÓN DE NUESTRAS ISLAS MALVINAS ANIVERSARIO DE LA RECUPERACIÓN DE NUESTRAS ISLAS MALVINAS ...