9 de diciembre de 2013

Lección Nº 564, DISTRAÍDOS Y AUN PENDIENTES DE SÍ



Lección Nº 564, DISTRAÍDOS Y AUN PENDIENTES DE SÍ

 Sea como sea, el adversario quiere hacer generar, surgir, provocar, etc., orgullo, si no lo obtiene de una manera, intenta otra, hasta en lo que resulta incoherente como es el combatirlo a él.

 Considerar que, si el orgullo se genera por vencer a satanás, aunque creamos ganar, estamos vencidos porque al derrotarlo nos hemos convertido en él mismo, hemos llegado a ser como él.

 A veces hay que ignorarlo simplemente, dejarlo de lado, volverse y mirar a Dios dejando que el pobre infeliz se enrede en él mismo con sus peleas, caprichos, etc., porque también llama la atención y obtiene que lo miremos si estamos peleándolo.

 Esto quiere decir que, podemos estar convencidos de que lo vencemos, ganamos, etc., pero la verdad es que estamos perdiendo el tiempo pendientes de él, viéndolo y prestándole atención, como hacen los nenes caprichosos que desafían a sus padres para obtener que aunque sea, los reten.

 Es algo enfermizo, en sus delirios de soberbia el adversario cree que gana porque le hemos prestado atención, pero la verdad es que se trata de un idiota que tiene que mentirse a sí mismo constantemente, aun siendo evidente que fue derrotado porque su orgullo no lo soporta.

 Es como si al irse dijera algo para quedar con la última palabra, algo así como, ‘pero igual me tomaron en cuenta y tuvieron presente todo el tiempo, así que gané’.

 Cualquier cosa le sirve al adversario para tomarnos y guiarnos a que nos dediquemos a nosotros mismos, a construir el orgullo y a buscar una satisfacción propia, siendo esta la manera donde puede imponernos un desvío.

 Tal desvío puede no ser grande, incluso para él le es mas conveniente si es casi imperceptible, porque así puede continuar atado a nosotros, colgado y robándonos vida, dad que, si fuese algo grosero, nos moveríamos a remediarlo por advertirlo fácilmente.

 Otra cosa que suele suceder es que él mismo ofrezca algo presentándolo a nuestro entendimiento como si fuese rebeldía contra Dios, incluso algo que realmente lo es, pero no es lo mas grave.

 Ahí realiza acusaciones e impone miedo, genera la preocupación por sí porque sabemos que obramos mal y nos acusamos por ello, terminando por desconfiar de Dios.

 Lo realmente grave, donde verdaderamente esta generándose orgullo y donde estamos separados de Dios, fuertemente tomados por el adversario, pasa de esta manera desapercibido, no lo vemos, porque estamos acusándonos por miedo y autodesprecio de algo menos grave pero mas llamativo y superficial.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

02 Abril, ANIVERSARIO DE LA RECUPERACIÓN DE NUESTRAS ISLAS MALVINAS

02 Abril, ANIVERSARIO DE LA RECUPERACIÓN DE NUESTRAS ISLAS MALVINAS ANIVERSARIO DE LA RECUPERACIÓN DE NUESTRAS ISLAS MALVINAS ...