4 de diciembre de 2013

Lección Nº 557, SE PERDIÓ CONOCIENDO LA VERDAD



Lección Nº 557, SE PERDIÓ CONOCIENDO LA VERDAD

 Como no acepta la verdad el adversario y se la pasa tratando de construir otra realidad, todo lo cuestiona, pone en duda, critica, siempre reniega, y esta buscando la vuelta para invertir, transformar, deformar, convertir, cambiar todo.

 Es un maldito renegado obtuso y caprichoso que trata de meterse, hacerse presente, imponer que lo necesiten, no quiere aceptar el simple hecho de que, por rebelde, renegado y maldito se ha quedado afuera de la creación.

 Por ello es que se alza, persigue, asedia, atormenta a las almas desesperado por lograr que lo tomen en cuenta, buscando la manera de ser aceptado, a unos los seduce, a otros los presiona, pero no suelta ni perdona a alma alguna, porque el maldito cerdo esta excitado con él mismo y supone en sus delirios que es adorable.

 Esta encantado con su propio delirio, con su imagen, por ello cree que es adorable y se dedica a perseguir a las almas exigiéndoles que lo vean como aquello que quiere creer que, es como si dijera en el abismo de su insoportable y repugnante egolatría, ‘nadie se puede perder de mí’.

 Tiene delirios de grandeza el adversario, fantasea con su supuesta perfección, superioridad, mientras que no hace mas que pensar en él mismo, admirarse, adorarse y esforzarse por creer sus propias mentiras.

 La verdad es que en el fondo no cree sus delirios, pero se desespera por logarlo, por convencerse a él mismo, porque así se evade, escapa, huye de la realidad que ha conocido sin remedio porque nadie se hunde en el abismo sin haber conocido primero la verdad.

 Como toda criatura, antes de perderse para siempre, Dios quiso rescatarla, le Reveló la Verdad y le otorgó un exacto conocimiento de sí, pero en vez de renunciar a sus fantasías, delirios, en vez de renegar de su orgullo, echó a Dios, confirmó su rebeldía y continuó adelante con sus caprichos.

 Ahí se volvió víctima de su deseo ardiente de adoración, cayó finalmente en su abismo del que manifestó de esta manera no querer salir ni ser libre, entonces, acabó por precipitarse en el abismo eterno irremediablemente, y conociendo como es debido, la Verdad.

 Entonces, se perdió conociendo la Verdad, se perdió porque no amó, porque no la eligió, solo la conoció, no la aceptó ni la recibió, no se dejó Salvar por la Revelación de la Verdad, por El Hijo de Dios, Aquel Que Es La Revelación de la Verdad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Qué hacer durante la cuarentena?, Proceso de purificación del alma y del cuerpo 12º Día de la cuarentena

¿Qué hacer durante la cuarentena?,   Proceso de purificación del alma y del cuerpo 12º Día de la cuarentena:   Cons...