4 de diciembre de 2013

Lección Nº 555, SEA COMO SEA, QUIERE HUNDIRNOS EN EL ABISMO



Lección Nº 555, SEA COMO SEA, QUIERE HUNDIRNOS EN EL ABISMO

 Para el adversario, satanás, siempre vamos a estar en falta, siempre vamos a tener la culpa y ser responsables de todas sus desgracias, padecimientos, etc., es un maldito histérico insoportable que en su orgullo solo ve lo que quiere ver.

 Se comporta como una prostituta histérica y desamorada que no hace otra cosa mas que pensar en sí misma todo el tiempo, una desgraciada que anda buscando de quién colgarse, a quién adherirse-sujetarse.

 Es un infeliz que se provocó su propia ruina eterna, pero por orgullo y amor propio no lo admite, sino que siempre esta buscando culpables, responsables, a otros a los que endosar la culpa.

 Si encuentra el pretexto o la justificación que busca para endosar la culpa, odia, escupe su veneno y se siente aliviado, hasta dice que se hizo justicia, pero la verdad es que no es mas que una maldita fábrica de inmundicias, podredumbre y maldad que rebalsa de abominaciones, y que, cuando no las soporta, las echa encima de otros.

 Es, satanás, lo que quiso ser y padece lo que deseó padecer, porque pudo salir de su abismo, Dios no dejó de intentar rescatarlo, pero el maldito cerdo orgulloso prefirió odiar a Dios, rechazarlo, repudiarlo.

 Se cerró al amor, eligió el orgullo y prefirió el amor propio, odio diciendo que estaba justificado para hacerlo, se entregó a la desolación, y habiéndose convertido en una bestialidad abominablemente deforme, no dejó de culpar-responsabilizar a la humanidad y a Dios por sus desgracias.

 Si es un maldito cerdo repugnante que no se soporta ni siquiera él mismo, la culpa no la tenemos nosotros, el eligió odiar a Dios y odiar a la humanidad, y si encima padece eternamente por ello, otra vez, la culpa no la tenemos nosotros, es su elección.

 Es un maldito caprichoso histérico desamorado que siempre va a encontrar la excusa-motivo para acusarnos, responsabilizarnos y hacernos padecer, no le interesa en su orgullo mas que eso, quiere hundirnos en su abismo sea como sea para atormentarnos ahora que estamos de paso por el mundo, y para siempre después.

 Que logre lo que quiere, de nosotros depende, porque somos nosotros mismos los que debemos echarlo, desterrarlo, renunciar a la complicidad-dependencia, volver a Dios y elegir el amor obediente a Dios que colabora en Su Revelación.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Qué hacer durante la cuarentena?, Proceso de purificación del alma y del cuerpo 12º Día de la cuarentena

¿Qué hacer durante la cuarentena?,   Proceso de purificación del alma y del cuerpo 12º Día de la cuarentena:   Cons...