18 de junio de 2013

Lección Nº 210, HIJOS DE satanás



Lección Nº 210, HIJOS DE satanás

 Dice G. Orwell en su novela distópica “1984”, que el que controla el presente, controla el pasado, y que el que controla el pasado, controla el futuro. Controla el presente el partido, porque tiene el poder para imponerse, dominar, prevalecer, luego, controla el pasado porque puede decir que es lo que pasó y lo que no, puede decir que pasó lo que en realidad no pasó y que no pasó lo que en realidad sí pasó.

 Controlando la historia, el pasado, puede determinar el futuro, decir lo que sucederá y lo que no, realizando un lavado de cerebros colectivo.

 En su otra novela, “Rebelión en la granja”, describe claramente como un hecho claro y reconocido por todos, fue cambiado gradualmente hasta ser absolutamente opuesto en el recuerdo fijado en las mentes, así es que un héroe de la resistencia y defensa contra la invasión, fue convertido en un traidor y conspirador en favor del enemigo por medio de la propaganda, la intimidación y la elocuencia de otro personaje.

 Este es el objetivo del partido, la razón por la que se desespera por conservar el poder, no solo para enriquecerse, reinar, imperar, sino para ocultarse, disimular, para aparentar otra cosa, esconderse, para mantener el engaño, la imagen, la pantalla.

 El objetivo del poder, es el poder mismo según dice el precitado autor, pero, ¿Para qué quieren el poder?, igual que satanás, su padre, jefe, dios, señor, dueño, líder, lo quieren porque son caprichosos, es decir, quieren darse sus gustos, asegurarse satisfacción.

 El que es caprichoso, desde satanás hasta el último de sus demonios, y luego, sus adoradores humanos, es tal porque tiene miedo, porque es un maldito cobarde preocupado por él mismo al que no le importa ni le interesa nada de nada, sino que piensa enfermiza y cobardemente en sí mismo y por ello se desespera por imponerse, prevalecer, para lograr que se lo tome en cuenta, valore, acepte y no desprecie.

 Todo ambicioso, inescrupuloso, perverso, etc., es un maldito cobarde, n egoísta centrado en sí que pasa por el mundo como paria voluntariamente, un renegado, un rebelde que prescinde de Dios y se opone a Él queriendo verse satisfecho en sus delirios y aberraciones, en sus ambiciones y perversiones.

 El caprichoso es un incapaz por elección propia, porque voluntariamente no cree en Dios, no confía en Él, ni quiere hacerlo, así como no permite que otros lo hagan, pues como teme por sí, supone que si otro confía en Dios, lo esta perjudicando o lo hará.

 Tal pensamiento aberrante, miedoso y cobarde, como egoísta y perverso, le viene de su vacío y similitud con el adversario, pues piensa y siente como éste, se persigue a sí mismo, sabe que es ladrón y que por ello su misma vida es ilegitima sobre la faz de la tierra sabe que esta en falta y teme que Dios le reclame o acuse.

 En su orgullo y amor propio, el adversario, hundido y encerrado en sí, se cree superior a Dios, mas alto, y es eso lo que hace creer a otros cerditos orgullosos y preocupaos miedosamente por sí que se hallan hundidos y encerrados en el abismo de su egoísmo mientras están de paso por el mundo.

 Consigue el demente infernal por elección propia ser creído por almas que se hallan de paso por el mundo, hay quienes lo adoran, idolatran, sirven, etc., creyendo sus delirios, mentiras, embustes, porque a la vez, creen ellos ser superiores a otros hombres, incluso a Dios mismo, y es así como hasta hay quienes sostienen que son extraterrestres o descendientes de tales.

 Considerar que el adversario se lava el cerebro a él mismo, oculta la verdad, la niega, defendiendo así su orgullo, por ello se dice que es mas que Dios, ya no le basta creerse como Dios, por ello, así como fue vencido y humillado cuando se quiso creer como Dios y hacer adorar como tal, ahora será venido y humillado, rebajado a su lugar correspondiente por creerse mas que Dios y hacerse adorar como tal.

 Tiene una enfermiza, delirante, angustiante, preocupante, desesperante preocupación por sí, y es de ahí que se desespera por adquirir poder, para dibujar la realidad, inventarla, par hacer creer a otros lo que él en su maldito orgullo malherido quiere creer que es.

 Busca el poder porque lo usa para convencer, para hacerse creer, para convencer. Quiere imperar en el presente para borrar la memoria de la humanidad, para hacer un lavado de cerebro generalizado, para hacer olvidar a todos que es un maldito fracasado, el peor de los demonios y el rey del abismo.

 Busca el poder para imperar, imponerse, reinar en el presente, cosa que quiere para reescribir la historia, borrar sus derrotas y construir una imagen adorable él, para conseguir lo que quería desde el principio de su ambición, ser adorado.

 El infeliz demente infernal quiere decir mentiras y que le crean, se desespera por hablar cualquier estupidez y lograr que las alas crean que es inteligente, quiere que lo escuchen, que le presten atención, que lo tomen en cuenta, con lo que viene a demostrar que se tiene lástima, autocompasión lastimosa, que es un maldito egoísta que se preocupa por él mismo hasta enfermarse de orgullo y ahogarse en amor propio.

 Es como un dragón mezclado o cruzado con chancho, algo repugnante, asqueroso, abominable, repulsivo, e inútil, lo único que sabe hacer ese maldito viejo cascarrabias es quejarse, protestar y renegar, porque es un malhumorado que reniega eternamente del hecho de que fue y será derrotado, que fue y será siempre un maldito perdedor.

 En su misma desesperación angustiante por construirse una imagen para lograr ser adorado, esta demostrando que es un inútil, inservible, un pedazo de nada, basura, excremento, y que haría cualquier cosa por obtener la adoración que desea, demostrando que tiene ni respeto por sí mismo, que se odia hasta volverse esclavo de su ambición.

 Dios merece ser adorado, porque Es Dios, pero no lo exige, no lo impone, ni lo demanda, y mucho menos lo quiere obtener por engaño, ardid, dándose una falsa imagen adorable, sin embargo, satanás esta desesperado por lograr ser adorado, por ello lo exige, demanda, impone, odia a quien no lo hace y lo persigue, por ello es que se construye una imagen falsa y abominable para lograr obtener lo que desea, adoración.

 Todo el que esta egoístamente preocupado por sí, se empeña en hacerse adorar, obedecer, tomar en cuenta, por ello se empecina en controlar su vida y la de oros, volviéndose por ello cómplice de satanás y convirtiéndose en hijo suyo.

 Hay quienes no se satisfacen con la adoración de dos o tres, entonces, quieren fama, poder y gloria en el mundo, esos que triunfan en el mundo, son los predilectos de satanás, y es donde él se encuentra presente, porque tienen su espíritu y él está donde está su espíritu, así es que, mientras ellos se hacen adorar y creen que lo obtienen, es satanás el que se hace adorar usándolos a ellos como imagen visible en el mundo, como pantalla.

 Así es que esas almas que se encumbran en el poder en el mundo, sea el partido interior o exterior, son hijas de satanás, son portadoras del adversario, desoladas y desoladoras, esparcen tinieblas, traen confusión al mundo y son los nexos con el infierno por los que satanás puede entrar y pasearse sobre la faz de la tierra.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

02 Abril, ANIVERSARIO DE LA RECUPERACIÓN DE NUESTRAS ISLAS MALVINAS

02 Abril, ANIVERSARIO DE LA RECUPERACIÓN DE NUESTRAS ISLAS MALVINAS ANIVERSARIO DE LA RECUPERACIÓN DE NUESTRAS ISLAS MALVINAS ...