22 de junio de 2013

2.7. HORAS DECISIVAS



2.7. HORAS DECISIVAS

 Dios no crea almas para enviarlas al infierno, ni para regalárselas a satanás, los idiotas somos nosotros que nos dejamos robar la vida por el adversario y que no solo no lo combatimos, sino que lo admitimos en casa y colaboramos con él en la ruina que quiere hacernos.

 Miramos preocupados lo que perdemos o podemos perder, pero no consideramos que hemos perdido a Dios y que nos estamos perdiendo. Tampoco, en el abismo de egoísmo, consideramos que compartimos los sentimientos de Dios, su angustia y dolor al ver como se pierden las almas a racimos, como se hunden y sumergen en tinieblas consagrándose al adversario directa o indirectamente.

 Dios no va a permanecer inerte, indiferente, observado impávido como las almas se pierden, por ello es que ha buscado almas, para que colaboren con Él en la salvación de oras almas.

 Esta colaboración no consiste en hacer propaganda de la fe, el tiempo del proselitismo pasó, es hora de creer en Dios en Verdad, de tener Verdadera Fe, de amarlo Verdaderamente, lo que quiere decir, que es hora de seguirlo, de renunciar a sí mismo, de dejar que los muertos se ocupen de los muertos y de anunciar verdaderamente El Reino de Dios.

 Esto significa que es hora de morir a sí mismo por amor a Dios, de renunciar a la propia voluntad y de mantenerse firme en El Camino de la Revelación de la Divina Voluntad, es decir, siendo fieles Verdaderamente a Dios, cosa que solo es posible si le prestamos atención, lo escuchamos y estamos dispuestos a obedecer.

 Renunciar a sí mismo, a la propia voluntad para Que Se Haga-Reine-Triunfe la Divina Voluntad, es un Santo Sacrificio de sí ofrecido a Dios, es amor verdadero y es la renovación de éste la que le permite al Señor no solo entrar en nuestra vida, sino Volver-Venir al mundo para bien de muchos.

 Viniendo-Volviendo, Él obra cambios, produce modificaciones, pues aunque no se lo vea corporalmente, esta Vivo y Presente, es como El Viento de Dios que Pasa y mueve.

 El amor a Dios es una fuerza que se eleva y abre una puerta, que permite Que Dios Venga, Que El Señor Vuelva, y lo haga descendiendo por ésta Mística Escala de jacob para bien de muchos.

 A Su Paso trae Resurrección o caída, es tiempo de Juicio y los que lo han elegido lo tienen-reciben, mientras que los que lo han rechazado lo pierden y se pierden ahogándose en tinieblas.

 El Paso del Señor produce una sacudida, cambios, modificaciones, así es que las almas son goleadas en sus vidas, derribadas de su caballo de orgullo, arrogancia, presunción, tropezando contra El Señor mismo Que Se Halla Vivo y Presente Místicamente, como le ocurrió a saulo.

 Chocando contra La Piedra de Escándalo, La Roca de Dios, esa Presencia Misteriosa del Señor, Mística en el mundo, las almas no saben, no entiende lo que sucede, porque es como si fuesen al galope en su caballo y se estrellaran contra una pared invisible, es decir, iban como locas absortas y encerradas en su orgullo y presunción fingiéndose y queriéndose creer mas que seguras y de repente, en un instante, se hace de noche, se cae el cielo, se derrumba todo y cambia drásticamente su vida.

 Algunas almas creen que fue un castigo de Dios, pero no es así, Dios no castiga, El Señor lo dijo, ni Él Vino, ni El Padre lo Envió para castigar el mundo, sino para salvar a las almas, el castigo ya lo tenemos por herencia, como consecuencia del pecado original, porque seguimos en tiniebla con miedo y preocupados inútilmente por nosotros mismos cuando Dios esta delante nuestro y al alcance de la mano.

 Si las almas no se mueven en medio de sus desgracias a buscar a Dios, perecen ahí definitivamente, porque es lo que el adversario quiere, y ellas mismas lo quieren como tontas al no recurrir al Salvador y elegir perecer en las trampas, embustes, en los razonamientos orgullosos, miedosos, traicioneros del adversario.

 Hemos llegado tanto en lo personal como en lo general a un estado de alineación voluntaria tal, a un estado de corrupción tal, que ya no hay arreglo o solución alguna, solo un Milagro de Dios puede Salvarnos, y tal milagro es Su Revelación para Iluminarnos, señalarnos El Camino, enseñarnos lo que debemos creer, hacer, así como lo que no debemos hacer y lo que no debemos creer.

 Su Milagro comienza con la Revelación de la Verdad para que podamos elegirla, quererla, y admitirla en la propia vida-casa-corazón y ahí comience un cambio, una Resurrección.

 Desgraciadamente, como la dureza, terquedad, ceguera e inoperancia de las almas es tanta y tan grande, a veces es necesario que ocurra como a saulo, luego San Pablo, es decir, un choque, un golpe, un dolor, evento traumático, como lanzazo al corazón y a traición para que las almas se puedan despertar, como un gran terremoto, o como una sacudida que s ele hace a una persona que esta histérica para que deje de hacer escándalo, entre en sí y escuche.

Llegó la hora de parar un instante la carrera desenfrenada, desesperada hacia el abismo, es el momento de tropiezo para muchos, y desgraciadamente para Dios, como sucede siempre, son pocos los que comprenderán, renunciarán a sí y saldrán adelante apoyados en Su Roca Viva-Presencia Viva, muchas almas renegarán y volverán seguidas por el anticristo a lo de antes para perseguir su eterna desgracia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

ALMAS ESCLAVIZADAS, VAN A TENER QUE ESFORZARSE PARA LLEGAR A SER LIBRES, EL ADVERSARIO RETOMA EL PODER Y REINA

ALMAS ESCLAVIZADAS , VAN A TENER QUE ESFORZARSE PARA LLEGAR A SER LIBRES, EL ADVERSARIO RETOMA EL PODER Y REINA 1.-   Por el...